Trampolín a la fama

Hay mercenarios del fútbol que han convertido a nuestro amado Cristal en un trampolín, en trampolín de sus intereses mezquinos, estos dirigentes novatos e interesados llegan con cero experiencias deportivas al mejor Club del Perú para despacharse a su antojo y luego aspirar a puestos en la Federación o en la Conmebol.

Ay Cristal de mi vida, como me duele verte así… Cuando me enamore de ti todo era diferente, eran diferentes los objetivos, eran diferentes los jugadores, eran diferentes los entrenadores y sobre todo que diferentes eran los dirigentes.

El llegar a nuestro amado Cristal era un privilegio, era la cúspide de una carrera deportiva, era lo máximo a lo que una persona ligada al fútbol podía soñar. El Club ejemplar, de dirigentes intachables, de objetivos siempre claros, el que pelea siempre arriba, el orgullo del Perú.

Pues ahora pareciera que estamos en otro Club, lleno de intereses e improvisaciones. Ahora gobiernan los amiguismos, los compadrazgos. Se traen jugadores para venderlos o usarlos como moneda de cambio, se trae al profe Vivas para abandonarlo y luego solo salir en la foto de presentación de un nuevo dt luego de traicionar al anterior.

Palabras aparte merece el nombramiento del Manuel Barreto, que para nadie es secreto, fue un jugador plenamente identificado con las gallinas. Para este entrenador si está disponible el primer equipo.

A qué nos referimos, vamos por partes cuando se habló de la posibilidad de que Julio César Uribe, ídolo celeste, sea el entrenador del equipo, muchos dirigentes salieron a decir que no tenía el currículum suficiente para agarrar el buzo cervecero (A pesar de haber entrenado la selección nacional y haber ganado un clausura con Cienciano), pero al sr. Del Solar y al sr. Barreto identificados con un clásico rival y ambos sin experiencia si les confían el primer equipo.

Muchos dirán «pero son profesionales» y nos les falta razón. Pero en el futbol hay más que una profesión. hay amor, hay pasión, hay huevos.
Llegará un momento en el camerin celeste que haya que pedir un poco más que profesionalismo, habrá un momento en el que se tenga que pedir un esfuerzo extra que solo lo sentimos los celestes, y quién lo pedirá… Barreto???, o lo pedía Del Solar?… Quien apelará al amor por la camiseta, si no la sienten.

Nosotros seguiremos acompañándote Sporting de mi corazón porque somos tu pueblo fiel, ese que solo necesita verte para quererte.