Sporting Cristal: El club que nació campeón

El primer título de su historia, cosechado en su primer año de existencia, selló a fuego el exitoso andar del Sporting Cristal de Perú, un club que en menos de 60 años de vida ha logrado transformarse en permanente protagonista del fútbol de su país. FIFA.com sintetiza su historia a continuación.

Nacimiento del club
El antecedente directo del Cristal fue el Sporting Tabaco, un equipo fundado en 1926 y conformado mayoritariamente por obreros y empleados del Estanco de Tabaco, una institución estatal que, ubicada en el distrito del Rimac de Lima, monopolizaba la cadena industrial de cigarrillos en Perú. Si bien fue animador de los campeonatos de primera división durante la época amateur, el Tabaco jamás ganó título alguno, y debió afrontar crisis económicas tras las profesionalización del fútbol en 1951.

Mientras tanto, en 1954 es adquirida por empresarios nacionales la cervecería inglesa Backus y Johnston Brewery, otra factoría instalada en el Rimac. Entre sus directores estaba Ricardo Bentín Mujica, amante del fútbol y habitual asistente al Estadio Nacional, quien aspiraba a la creación de un club de la empresa. En su lugar, inició conversaciones con la gerencia del estanco para salvar al Tabaco. De esta manera, el 13 de diciembre de 1955 nace el Sporting Cristal Bakus, llamado así porque Cristal era el producto más popular de la compañía, pero con la misma camiseta color celeste que había caracterizado a su antecesor.

Mitos y realidades de una pasión
La polémica por el uso publicitario de la palabra Bakus en el nombre duró hasta fines de los ‘60, cuando Sporting ya se había ganado un lugar a fuerza de títulos, contrataciones rimbombantes y algunos equipos para el recuerdo. Sin ir más lejos, se lo conoce como el club que nació campeón porque, dicho está, obtuvo su primera estrella en su temporada de estreno, la de 1956, postergando ni más ni menos que al histórico Alianza Lima, desde entonces uno de sus dos clásicos rivales.

Si bien hizo ruido a comienzos de aquella década con las adquisiciones de Alberto Terry, uno de los más hábiles delanteros que haya dado Perú, y del uruguayo Oscar Míguez, campeón mundial en 1950, ninguna se comparó con la de Alberto Gallardo. Rodeado de canteranos como Orlando de La Torre, Eloy Campos y José del Castillo, Gallardo aportó 18 goles para la coronación de 1961, el primero de los cuatro campeonatos que ese cuarteto obtuvo con el Cristal.

Aquel equipo realizó en 1962 una gira de 30 partidos que dejó huella por Europa, África, Estados Unidos y China, durante la cual acumuló muchas loas y apenas tres derrotas. Además, esa misma temporada hizo su debut en la Copa Libertadores, torneo en el que hilvanó una todavía inigualada marca 17 encuentros sin conocer la derrota entre las ediciones de ese año, 1968 y 1969, aunque en ninguna pudo siquiera colarse en semifinales.

Dirigido por el brasileño Didí, ese Sporting Cristal, que sí logró el campeonato nacional de 1968, es quizás el mejor jamás visto por los aficionados celestes. De hecho, seis de sus futbolistas enriquecieron a la magnífica selección peruana que brilló en la Copa Mundial de la FIFA México 1970. Además, aquel plantel fue la base del que obtuvo otros dos títulos peruanos, los de 1970 y 1972, ambos por encima del poderoso Universitario. En esa época surgió su otra gran rivalidad, que hoy se pone en juego en cada Clásico Moderno…

“Era un grupo que daba emoción y jugaba igual todos los partidos, los del campeonato y los internacionales. Siempre demostró su valía y la trayectoria que había recorrido esos años”, recordaba el argentino Vito Andrés Bártoli, técnico del equipo que fue campeón en 1970.

Luego llegó un período de recambio, aunque las contrataciones estelares de Héctor Chumpitaz, Percy Rojas y Juan Carlos Oblitas se amoldaron bien a muchachos surgidos de las fuerzas menores como el arquero Ramón Quiroga o aquel increíble talento llamado Julio César Uribe. Esta vez fueron 10 los futbolistas celestes que viajaron al Mundial de 1978, y a nadie extrañó ni el bicampeonato de 1980 ni los otros dos títulos de esa década.

“Sporting Cristal es como mi segunda casa, la que tanto quiero”, le decía hace poco a FIFA.com Roberto Chorri Palacios, uno de los últimos grandes ídolos celestes junto a Nolberto Solano y Jorge Soto, hijos pródigos que bañaron de gloria al club en los ’90. Ellos fueron los líderes de un equipo que se consagró tricampeón en 1996 y arañó la gloria continental en 1997, cayendo ajustadamente en la final de la Libertadores ante el Cruzeiro brasileño. Así, igualó la mejor actuación de un equipo peruano en la competición (Universitario fue subcampeón en 1972), algo lógico para el club que más veces ha representado al país en dicha competición.

En el presente
El Camello Soto fue el eslabón entre aquellos logros de fines del Siglo XX y los del comienzo del Siglo XXI, cosechando el club tres subcampeonatos y dos campeonatos, el último en 2005, el año de su 50° aniversario. Desde entonces, Cristal jamás ha vuelto a dar una vuelta olímpica, tocando fondo en 2007: además de poner fin a una impresionante racha de 15 años asistiendo ininterrumpidamente a la Copa Libertadores, evitó milagrosamente el descenso. Nada de eso, sin embargo, le quita el orgullo de haber crecido hasta ser uno de los tres equipos más ganadores y populares de Perú.

El estadio
Ubicado en el distrito limeño de San Martín de Porres, el Estadio Alberto Gallardo, renombrado en 2012, fue inaugurado en 1960, y tiene una capacidad de 18.000 espectadores. El recinto, que fue reinaugurado en 1995, pertenece al Instituto Peruano del Deporte, con un derecho de usufructo concedido al Sporting Cristal hasta el 2022.

Fuente: www.fifa.com

 

EL CAMPEÓN 1956

El cuadro cervecero armó un poderoso plantel para su primera temporada, manteniendo a la mayoría de jugadores del Sporting Tabaco que tenía entre sus figuras al guardameta Rafael Asca, al capitán Alfredo Cavero y al goleador Faustino Delgado. Además, se contrató al delantero Máximo Mosquera, goleador del Campeonato Peruano de Fútbol de 1955 y al trío de jugadores uruguayos: Dardo Acuña, Carlos Zunino y Antonio Sacco. Estos fichajes marcaron una época al tratarse de los primeros grandes traspasos que se realizaban en el fútbol profesional peruano. Durante el campeonato de 1956, Cristal rindió en gran nivel, obteniendo el título de campeón y contando además con la delantera más productiva y la valla menos batida. Su primer triunfo lo obtendría en la segunda fecha, el 18 de agosto, día que ganó a Ciclista Lima por 3-0. Al promediar la segunda rueda Sporting Cristal recién toma la punta del campeonato, luego de una racha sensacional de
15 partidos invicto. En la última fecha, Sporting Cristal obtuvo el título el año de su debut, le gana 4-0 al Carlos Concha, del Callao, con anotaciones de Faustino Delgado, Luis Navarrete, otra vez Faustino Delgado y el uruguayo Carlos Zunino. En honor a este primer campeonato en su primer año de vida, Sporting Cristal es conocido como «el club que nació campeón».

Arqueros:
Asca Rafael

Defensas:
Cavero Alfredo, Del Solar Alberto, Donayre Adolfo, Rovay Dante, Villamares Ernesto

Volantes:
Acuña Dardo, Garcia, Martinez Raúl, Narciso, Villanueva José

Delanteros:
Delgado Faustino, Elguera, Farfan Urbano, Mosquera Máximo, Navarrete Luis, Ribera Ernesto, Sacco Antonio, Vargas Enrique, Zunino Carlos

Director Técnico: 
Luis Tirado.

Goleador del equipo:
Faustino Delgado con 12 goles

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *