Selección peruana: Una Sub 23 que sueña con el oro panamericano

La Copa América volvió a demostrar que Ricardo Gareca, con poco material humano, logra grandes cosas. No necesita un universo de futbolistas amplio para conseguir resultados. Aunque lo necesita. “Queremos que surjan jugadores del torneo local”, expresó después de la final ante Brasil. Y los Juegos Panamericanos Lima 2019 servirán justamente para ello. El técnico estará presente en los partidos de la selección Sub 23 que será dirigida por su asistente Nolberto Solano con el objetivo de ver nuevas opciones que puedan ser consideradas en un futuro.

Carlos Cáceda: Regresó a la liga peruana el año pasado en busca de los minutos que no tuvo con el Veracruz de México. Sin embargo, no se pudo mantener. Jugó en Municipal y Real Garcilaso antes de llegar a Melgar esta temporada. En el ‘Dominó’, el arquero de 27 años disputó 19 partidos. Por su experiencia mundialista ha sido llamado para reforzar al equipo.

Ángel Zamudio: Con tan solo 22 años, el chalaco se adueñó de la portería de Unión Comercio desde el año pasado. En el presente curso lleva 15 encuentros en los que recibió 18 goles, un buen porcentaje teniendo en cuenta el equipo donde ataja. Una de sus virtudes es su buena ubicación bajo los tres palos.

Eduardo Rabanal: Lateral derecho con mucha proyección, aunque apareció en la órbita recién con 22 años. En un puesto con escasez de alternativas para Luis Advíncula en la selección absoluta, el jugador de Municipal es una luz de esperanza. No tiene la velocidad de ‘Bolt’, pero siempre aporta en ataque.

Jefferson Portales: Debutó el año pasado en la San Martín, club que se caracteriza por darle oportunidad a los más jóvenes. Sus 193 centímetros lo hacen un central casi impasable por arriba y gracias a su edad (21) cuenta con gran despliegue. Por lo visto en los entrenamientos, se perfila como titular.

Carlos Huerto: A inicios de año disputó el Sudamericano Sub 20 y demostró madurez. En su club, San Martín, ha jugado como central y lateral por izquierda. Con 20 abriles recién cumplidos, Solano podría usarlo en ambas posiciones.

Gianfranco Chávez: Posiblemente sea una de las mejores apariciones en el Rímac en los últimos años. Con solo 20 años, el central-lateral ha demostrado una madurez envidiable. Aún se recuerda su primer Cristal-Alianza donde anuló completamente al delantero Mauricio Affonso. Es titular para el técnico.

Aldair Fuentes: Con 21 calendarios, el espigado jugador ha sido capitán de Alianza. Una de sus virtudes más resaltantes es su adaptación en el campo: ha jugado de central y de volante de marca. Su metro 91 aporta en el juego aéreo. Su problema radica cuando tiene el balón por su limitada técnica.

Jesús Pretell: En el 2018 fue a préstamo a la San Martín. Adquirió experiencia y fue de los mejores en el Sudamericano Sub 20 de Chile. Este año volvió a Cristal, alternó en la Libertadores y Sudamericana, y fue a la Copa América de Brasil. Pretell (20) será el dueño del mediocampo de esta Sub 23.

Jesús Barco: Puede ser lateral derecho y volante por la misma banda. También juega en el mediocampo. Su versatilidad para adaptarse a las posiciones que requiere el técnico es una de sus virtudes. Su limitada habilidad con el balón se compensa con su despliegue en el campo. Tiene 22 años y ha jugado 12 partidos con Universitario este año.

Jordan Guivin: En la San Martín ha jugado como volante por derecha y por izquierda. Sus centros precisos y su dominio del balón son lo más destacado. El futbolista de 21 abriles debutó en el 2017 en el equipo de Santa Anita y este año ha jugado 17 encuentros.

Andy Polar: Su aparición fue tan sorprendente como la campaña de Binacional (campeón del Apertura). El habilidoso atacante (22) no solo ha marcado cinco goles, sino ha demostrado un juego pícaro con el balón. Podría ser el Cueva de Solano.

Yamir Oliva: En las inferiores de Cristal hablan maravillas de él. Tiene 23 y aún no ha explotado ese talento que señalan. Se espera que estos Panamericanos le marquen el camino. Este año ha anotado dos goles con la San Martín.

Hideyoshi Arakaki: Dejó la San Martín para ir a Melgar en el 2018. Su primera temporada en el cuadro arequipeño fue para adaptarse. En esta, con 21, ya es titular. Ha disputado los tres torneos (Apertura, Sudamericana y Libertadores). Su primer gol en el año fue internacional: ante Caracas por la Sudamericana.

Yuriel Celi: Una de las promesas del fútbol peruano. Figura en el Sudamericano Sub 17 que se realizó en nuestro país. El atacante (17) debutó hace poco con Cantolao. Su presencia en la lista para los Panamericanos es premio a su avance como futbolista.

Luis Acuy: El joven delantero del Pirata FC se destaca por su movilidad y velocidad en los últimos metros del campo. Producto de esto, a los defensores rivales les cuesta referenciarlo. Además, tiene juventud (21) y gol. En el Apertura ya marcó cuatro tantos.

Kevin Quevedo: Es uno de los más experimentados que tendrá el equipo de Solano con 22 años. El delantero fue goleador del Apertura con once anotaciones y ahora busca plasmar su buen momento en la selección. Puede jugar de extremo o como centrodelantero.

Mauricio Montes: En sus 37 años nunca ha debutado con la selección mayor, aunque siempre fue su anhelo. Vestirá la Blanquirroja por primera vez. Su convocatoria se debe a que es uno de los goleadores del torneo local (10 goles) jugando con Ayacucho FC. Aportará experiencia al grupo.

José Rivera: Es un rápido extremo derecho (21). Esta temporada viene teniendo minutos en Unión Comercio y juega ahí desde el 2017. El chiclayano también juega como delantero centro y se perfila como una de las cartas más peligrosas en el ataque de la Blanquirroja.

Por: MARCO QUILCA LEÓN