Rompimos un tradicionalismo mediocre

Su nombre es Miguel ‘Pelo Duro’ Medina. Fue uno de los promotores e impulsores de la creación de la ‘Barra Popular Extremo Celeste’, un ‘Vieja Gvardia’ que se inició en la tribuna de Oriente en los años 80′s.

Y él nos lo relata: “El único lugar donde podíamos encontrar gente que compartiera nuestros sentimientos era en la Barra de Oriente; en un partido importante no sobrepasábamos 80 personas y en los partidos flojos solíamos estar en la tribuna 40 celestes”.

Llegada la década de los 90′s, Miguel Medina, más conocido como ‘Pelo Duro’, junto a otros jóvenes y adolescentes se trazaron un gran objetivo, y era que nuestro querido Sporting Cristal tuviera una ‘Barra Popular’, como él cuenta:

“Comenzaba la década de los 90′s. Todos éramos chiquillos de un promedio de 14 a 20 años, excepto Fernando, ‘el Científico’ y ‘Ojitos de Uva’. Todos llegábamos a la Barra de Oriente con el mismo espíritu de compartir nuestros momentos libres con el Sporting. En esa época ser hincha del Sporting Cristal era igual que ser una ‘cosa rara’.

“Toda nuestra generación convivía diariamente con una espina en un corazón que nació para siempre latir por nuestros colores. En esa época y en las anteriores décadas gobernaba un costumbrismo monopolizado sólo por dos fuerzas y todo el fútbol debía siempre girar alrededor de ellos”.

“No sé si por casualidad o cosas del destino, los de aquella generación, la de los 90′s, nos habíamos reunido con un programa en nuestros genes, veníamos predispuestos a rebasarlo todo, a romper con una historia siempre impuesta por un tradicionalismo mediocre”.

Y fue así, Miguel junto a otros ‘celestes’ iniciaron la gran cruzada:
“Estábamos dispuestos a llegar hasta el EXTREMO de la locura. Para los que estábamos interesados, claro que era una locura. Todos soñábamos con ser finalistas de una Copa Libertadores, con ser tricampeones, con llenar una popular con miles de hermanos ‘celestes’. Nos encontrábamos en una época en que los tripletes y dobletes reinaban los fines de semana, domingo a domingo esperábamos la programación sólo para saber si jugaríamos de preliminar”.

Luego de conversar más de una vez con don Pancho Lombardi, y tener el visto bueno de la directiva, los entusiastas muchachos tocaron, puerta por puerta, los principales barrios del Rímac. La consigna era llevar un centenar de hinchas a la tribuna popular y que semana a semana se adhieran más simpatizantes del Sporting Cristal de otros barrios y distritos de Lima, y así fue: La ‘Barra Popular’ del Sporting Cristal creció paulatinamente a la par de los resultados del Club de esos maravillosos años 90′s”.

Salud Peloduro!!!