Renato Solís se va ganando el puesto

De la Copa Libertadoiores 2020, para Sporting Cristal no hay nada que rescatar más que el hecho de que acabó. Pero después, en medio de lo que parece ser un cisma en la estructura deportiva de Sporting Cristal, sí hay algo digno de destacar positivamente: la presencia de Renato Solís bajo los tres palos.

Después del mal partido de Álvarez en la ida frente a Barcelona, y de su flojo final de la temporada pasada, el tercer portero de la selección se ganó la resistencia de la afición de Cristal, y con cierta justicia.

Fue una sorpresa el cambio de Solís por Álvarez. Después de todo, el ‘Pato’ había sido titular desde que llegó al club, hace dos temporadas, alternando buenas y malas.

Renato Solís, que llegó a La Florida en el 2015, con 17 años, era claramente el portero suplente: disputó sólo 12 partidos el año pasado.

En Lima, en la vuelta frente a Barcelona, Solís sacó un penal al inicio del partido y se mostró sólido a lo largo de todo el encuentro, evitando la que pudo haber sido otra derrota de su equipo.

Desde entonces, el joven portero volvió a ser titular, después de haber arrancado también en la segunda jornada, frente a Garcilaso. Álvarez sólo ha iniciado en la primera fecha y en la ida en Guayaquil.

Solís fue el portero titular de la selección sub 23 que participó en el Preolímpico de Colombia en enero. Tuvo muy buenas actuaciones, aunque cometió un error, en el primer partido frente a Brasil, que costó la derrota. Algo comprensible dada la presión y la edad (22) del arquero.

Solís ha mostrado un crecimiento importante y parece estar aprovechando bien la mala forma de Álvarez que, por otro lado, podría ver su lugar de tercer arquero de la selección amenazado.