Pedro Garay: “ Me gustaría que Mosquera sea el entrenador de Perú”

Pasan los años, exactamente veintitrés desde que partió de Sporting Cristal, pero el amor por la “celeste” sigue intacto. Es más, se fortalece con el tiempo.

Cuando contactamos a Pedro Garay, ahora ya con 59 años, lo primero que capturó nuestra atención fue su fotografía de perfil, una de antaño, de futbolista, con la camiseta número “6”, de cuclillas, y luciendo la cinta de capitán, la que defendió con uñas y dientes en los 90′.

“Tengo muchas fotos con la selección de Paraguay, pero mi corazón por Cristal es eterno, enorme. Logré un tricampeonato (94′, 95′ y 96′) y una final de Copa Libertadores (97′), por eso puse mi foto de perfil”, fue la sincera confesión del paraguayo, quien también es entrenador de fútbol.

-Títulos, final de Libertadores, capitanía…

Soy una persona muy agradecida a Juan Carlos Oblitas, quien me vio jugar en Paraguay. Él buscaba otro futbolista, pero después me escogió. Jacinto Rodríguez también le comentó a Juan Carlos que me vea jugar, ya después se contactó conmigo. Oblitas fue el gestor, pues jugué seis temporadas en Sporting Cristal, conseguí títulos y jugué una final internacional.

-El mejor de los recuerdos de Juan Carlos Oblitas…

Oblitas fue el gestor del equipo soñado de los 90′ de Cristal con el que arrasamos con todos. Juan Carlos juntó a los jugadores, gran técnico, supo manejar el grupo. Y ahora, el haber jugado un Mundial también se debió al gran trabajo que lideró Juan Carlos en la Federación.

-Muchos lo postulan para el sillón de la FPF…

Es el indicado. Tiene muchos conocimientos como futbolista, técnico, y ahora como directivo. Merece ser el presidente de la Federación.

-¿Todavía queda el sinsabor de no haber ganado la Copa Libertadores del 97?

En Liniers, el partido que ganamos a Vélez, los compañeros se ilusionaron con llegar a la final de Copa Libertadores. Después ante Racing, sabíamos que teníamos mejor equipo, y salimos ganando con buen fútbol en Lima. Amoako y Rivera fueron jugadores importantes por rapidez. Lamentablemente no pudimos aprovechar el gol que se perdió Julinho.

-Hasta ahora, Julinho se recrimina por el gol errado…

Faltaba ocho a diez minutos más o menos. Lamentablemente no quiso entrar el balón, Dida era un gran arquero, por eso no pudimos llegar al gol.

-¿Cómo ganarse la capitanía en Cristal?

Primero, agradecido con la Comisión Directiva de Sporting Cristal, pues me nombraron capitán. Cuando Cristal me contrató, estuve viendo a los jugadores en las prácticas, cómo entrenaban, saqué mis conclusiones. Ayudó mucho a cumplir la función de capitán en un grupo.

Recuerdo que hice diez reglas dentro del plantel, de disciplina en las prácticas. Hablé con el gerente Pepe Vergara y las pegué en las paredes, en la entrada de los entrenamientos. Resultó. Todos caminamos en la misma línea, luego mis compañeros me agradecieron todo lo que hice por ellos.

-¿Cómo liderar un equipo de experimentados?

Uno es cabeza de grupo, no hubo comparaciones. No fue nuestro caso. Cuando entraba al campo era muy agresivo, inspiraba mucha fuerza, tenía ganas de salir victorioso jugando bien o mal. Cristal siempre contrató a buenos jugadores.

-¿Alguna anécdota?

Hay una con Julio César Balerio. Una del hotel de concentración. Cuando alguien quería ir a caminar, siempre pedía que vayan dos o tres, cosa que las personas no hablan mal de una persona. Y Balerio siempre nos derramaba agua desde su habitación al lobby. Una vez derramó y rompió la luna de Pinillos. Todo en broma, había unión entre nosotros.

-¿Y hay contacto con los excompañeros?

Me desperté un día y le dije a mi señora que deseaba agregar un grupo de mis compañeros en Cristal a través del WhatsApp. Lo hice y puse: “gloriosos campeones”. Está Castro el hondureño, Amoako, Asteggiano, Bonnet. Uno se siente bien de tener compañeros. También estoy en un grupo llamado: especialistas. Hay abogados, técnicos, todo tipo de profesionales de Perú.

-¿Ilusiona el Cristal de Roberto Mosquera?

Maneja el grupo como lo hizo Juan Carlos Oblitas. Si continúa más años en Cristal, llegará a disputar una final de un torneo internacional. Me gustaría que, en algún momento, sea el entrenador de Perú. Conoce al peruano, el fútbol, el sentir. Es muy inteligente para ser seleccionador de Perú.

-¿Qué jugador sigue de Sporting Cristal?

Me gustaría que el chico Martín Távara tenga más carácter y recorrido para el juego. Es un gran jugador. Maneja bien los tiempos, buenos pases, pero le falta un poquito más. De repente conversar más con sus compañeros.

-¿Y peruanos en el extranjero?

Pedro Aquino. Cuando estuve en Perú, me acerqué a él. Tenemos el mismo nombre, jugamos en la misma posición, mismo club. Recuerdo que le pregunté, recién había debutado, por qué no usaba la “6” que yo lucía, y me respondió: ‘me queda muy pesada’. Ahora está demostrando ser un gran jugador para Perú en el exterior.

-¿Qué opina del capitán Horacio Calcaterra?

Corre todo el campo. Gran jugador. Ojalá trate de imitar lo que hice en Cristal. Los partidos se ganan o pierden, pero siempre poniendo la pierna fuerte.

-¿Llegó a conversar con Jorge Cazulo?

Sí, cuando fui a visitar a la gente en el club. Le decía que apriete más, ya que los peruanos se van del partido.

-¿Qué le parece el rival del debut en la Copa Libertadores?

Será difícil, pero no imposible. Habrá que tener mucha actitud, no mirar la camiseta de Sao Paulo, sino la cara del jugador.