No solo son gayinas, sino misios

Sin acceder directamente a la fase de grupos de la Copa Libertadores, Sporting Cristal ha perdido un gran ingreso, estimado en 5 millones de dólares. La apuesta del grupo de amiguisimos que puso como cabeza del proyecto a Barreto, se estrelló contra la pared.

Ante esta realidad, los nuevos dueños “quienes supuestamente iban a invertir” en mantener el status del Club, ahora se ven desesperados tratando de reducir sueldos tanto a los jugadores como al personal administrativo del Club.

Asimismo, tienen en mente desprenderse de algunos jugadores que aunque no han terminado su formación puedan con su venta aliviarles el bolsillo. Es el caso de Martín Távara de 20 años y Jesús Pretell quienes son los jugadores exportables.

La jugarreta que hicieron, gracias a gente de su entorno metida en Backus, para quitarle la opción a un grupo identificado con la historia del Club y que ofrecía una propuesta seria, les salio por la culata, esperamos que, “si existe la famosa cláusula de anulación de venta” esta se aplique y se larguen de una buena vez, antes de que sigan dañando a nuestro amado Club.