Marquinho y su paso por Sporting Cristal

En 1992, Marquinho se consagró como el máximo goleador del campeonato peruano con 18 tantos jugando en sport boys . Tal registro le permitió ser considerado como el jugador más valioso del fútbol peruano al ser contratado por Sporting Cristal en la siguiente temporada por una cifra récord para la época.

En tienda celeste, a Marquinho le tocó debutar jugando la Libertadores el 10 de febrero ante Universitario, con una derrota por 3-1. Luego, fue solo ante Minervén de Venezuela que celebró su primera conquista: anotó el quinto tanto en la goleada celeste por 6-2, el 2 de marzo.

Esa campaña rimense tuvo su episodio más recordado el 14 de abril en los octavos de final, cuando los cerveceros enfrentaron en Lima a El Nacional de Quito. Tras perder 3-0 en la ida, el choque de vuelta se resolvió solo en el último minuto mediante un penal que ejecutó el brasileño.

Aquel gol decretó el 4-0 con el que Cristal superó la llave ante los ecuatorianos, para avanzar así a la siguiente etapa, en la que finalmente el cuadro bajopontino cayó eliminado a manos de América de Cali.

Jugando el torneo local, Marquinho sufrió algunas lesiones que mermaron su producción en el equipo que dirigía su compatriota José Carlos Amaral, situación que se complicó más al dejar este el cargo para ser reemplazado por Juan Carlos Oblitas.

Así, Marco dos Santos dejó el Perú para probar mejor suerte en Europa, donde el Casino Salzburg de Austria le permitió disputar la final de la Copa UEFA en la temporada 1993/94, la cual perdió a doble partido con Internazionale de Italia.