Luque: "Para Barreto esto esto es un entrenamiento increíble"

— ¿Cuál es su papel en el nuevo organigrama de Sporting Cristal?

La idea es que esta entidad histórica en el país y Sudamérica comience a trabajar sus proyectos con criterios e iniciativas parecidos a los que se hacen en países, donde el fútbol está más avanzado no solo en el nivel competitivo, sino también educativo, formativo, estructural. El objetivo es que el club tenga una estructura base. Mi misión no es solo el primer equipo, para eso hay una dirección deportiva, una gerencia. Mi misión también es el fútbol base, el fútbol femenino, las diferentes áreas de la institución.

— ¿Usted tiene la potestad para tomar decisiones sobre el primer equipo?

Me voy a tomar un tiempo para evaluar las decisiones que se han tomado al iniciarse la temporada, las renovaciones, los fichajes, ver en el tiempo si esas adquisiciones dan buen resultado y si esas decisiones eran las necesarias. Todo eso desde una perspectiva de la distancia, porque yo no he estado aquí el año pasado. No sería un criterio profesional juzgar. Tengo que preguntar, pregunto más que tú (risas). Debo dejar trabajar a las personas con sus respectivos cargos y funciones. Debo tomarme mi tiempo, para no tomar decisiones precipitadas.

— ¿Se reúnen con frecuencia con las gerencias?

Me reúno continuamente, con los gerentes, con los capitanes, con el comando técnico, con el equipo de prensa.

— ¿Quién está en potestad de tomar una decisión sobre el técnico Manuel Barreto?

Si respetamos el organigrama, cualquier decisión que se deba tomar sobre el primer equipo debe llegar con una propuesta de la gerencia general. Con los argumentos que ellos tengan se hace una valoración. Así me he acostumbrado a trabajar, respetando a los responsables de cada área.

— ¿No pasa por usted determinar la continuidad de Barreto?

En este momento no, yo solo puedo dar mi opinión y hacer mi valoración. Pero si solo me debo basar en resultados con frialdad catalana, solo vería tres partidos de temporada con dos perdidos y uno ganado. No es lo idóneo, pero fueron dos partidos fuera con dos rivales muy fuertes en altura. Igual debo darle a todo esto un contexto, para entender lo que está pasando en las tribunas.

—¿Los partidos de Libertadores no entran en el análisis?

Sí lo tengo en cuenta, yo prefiero valorar el esfuerzo que hicieron los jugadores para intentar sacar adelante un partido difícil en casa, una situación emocional complicada después de un 4-0. Salir a una cancha, a darlo todo contra un equipo importante que te triplica en presupuesto, y tener que remontar un marcador, a mí me hace sentir orgullo del equipo.

— ¿No faltaría un respaldo abierto del técnico desde la directiva?

Yo vengo de una sociedad donde muchas veces se ratifica a un entrenador y a la semana sale. Lo hemos vivido muchas veces. Vivir en el cortoplacismo sería engañar. Eso sí algo que he conversado con Manuel, que es un gran profesional, es un chico joven, serio, muy humano. Otra cosa es el estrés que a todos nos podría superar. Con la edad que tiene, con la experiencia que tiene, esto es un entrenamiento increíble para él. Pase lo que pase, la experiencia que ha ganado acá deseo que lo haga un mejor entrenador todavía. Lo que está viviendo él, su familia, es difícil en todos los aspectos.

— ¿Un técnico en Cristal está para ser entrenado?

Un entrenador siempre va a aprender de cada partido, tiene que reforzar el conocimiento para él y corregir para trabajar mejor, para apoyar al jugador. No puedo juzgar por edad a un técnico. Yo he tenido cargos con mucha responsabilidad siendo muy joven. Si se tomó la decisión de apostar por un entrenador, que llevaba cinco años en casa, que llevó la Reserva, es porque estas eran razones de fuerza para el club. En el fútbol, es cierto también, a veces no solo importan las razones sino los resultados. Lo que me toca a mí es sumar y construir para el futuro, que el hincha entienda que la intención es no solo tener éxito como primer equipo, sino con toda la institución. Un prestigio de un club no solo se construye por ganar el título nacional un año.

— ¿Los cánticos de los hinchas en tribunas lo han sorprendido mucho?

Yo no entendía cómo si el equipo le gana 3-0 a Cusco, la gente no animaba a los chicos. Parecía que estábamos animando al contrario, no los queríamos subir más arriba. Si quieren lanzar una crítica, que sea al final del partido. Pero durante el encuentro hay que animar.

—El hincha de Cristal está golpeado…

Pero la crítica puede ser al final, el partido se vive y se disfruta. El equipo estaba ganando, estaba siendo Sporting Cristal. No podemos olvidarnos de eso. Quienes más necesitan a la hinchada son los jugadores. En Arequipa no se obtuvo el resultado, pero los muchachos dejaron la piel. Vi caras de tristeza y rabia. Ellos lo viven así, nadie está conforme en el equipo con lo que está pasando.

—¿Habrá reunión de directiva para ver estos temas?

Tenemos una reunión de junta directiva hoy, como todos los lunes. Habrá que escuchar a las gerencias, saber qué opinan y qué proponen. A mí me gustaría que a Manuel le vaya fantástico, no tengo nada en contra de él. No puedo decir nada en contra de ese hombre. Que los resultados no acompañan, es cierto, sin embargo es parte del fútbol. Quizá el partido que pudimos resolverlo antes fue el de Cusco, pero con la gente cantando en contra, hasta te hacen dudar. Es momento de pedirle a la hinchada que anime.

—¿No está acostumbrado a hinchadas exigentes? En Barcelona debe ser peor…

Llevamos dos temporadas con remontadas sin Champions, es un contexto bastante complicado. La hinchada del Barcelona se acostumbró a ganar la Champions. Hinchada complicada y prensa complicada. El hincha de Sporting Cristal es especial, a mí me dio orgullo ver a diez mil personas gritando en el Nacional ante Barcelona de Ecuador. Me puso la piel de gallina eso. En los 90 minutos, la hinchada debe hacer volar al equipo. No somos un club sin hinchada, ni que juega a puertas cerradas. Para volver a ganar, hay que trabajar.

—¿Es cierto que Cristian Ortiz recibió una oferta de Independiente del Valle?

Sí, me pidieron opinión, hablé con el jugador y con Manuel. Para el primer equipo, ‘Tití’ es importantísimo. Es jugador de Sporting Cristal. En ese contexto no podemos ceder a ninguno de los nuestros. . Llegó la propuesta de préstamo. Eso lo puedo entender para un jugador que no es titular, que está incómodo en el equipo. ¿Por qué Cristal tiene que ceder a un jugador importante? Algo distinto sería que te paguen la cláusula. Cristal nunca le ha fallado a sus jugadores, paga puntual y yo pido respeto a la institución también por eso. Hablamos con Ortiz, le hicimos saber que era importante. Cristal no tiene intención de dejar que se marche ‘Tití’. Lo que no entiendo es por qué otro club (Independiente del Valle) pide el préstamo de un jugador, cuando sabe que tiene una cláusula de rescisión. Prestarlo era ir en contra del equipo.

—¿No será por un convenio luego de obtener el préstamo de Corozo?

No tiene nada que ver.

—¿Y Ortiz quería irse?

Mira, si un club te dice que vayas a préstamo, y que va a mejorar tu sueldo, dejaríamos sin sentido la firma de los contratos. Eso es ir en contra de la institución y de nuestra dignidad.

— ¿Por qué no estuvo en Arequipa?

Hablamos con el jugador el viernes, el sábado por la mañana habló con Manuel, quien nos dice que ‘Tití’ estaba indispuesto y que prefería no ir.

—¿Fue un tema anímico?

Creo que va por ahí.

—¿Cómo reengancharlo al club?

Hoy o mañana hablaremos con él. Pero el sábado lo importante era el equipo y los jugadores que lo representan. Las personas igual se equivocan, para eso siempre se puede conversar. Hijos pródigos hay siempre. Yo entiendo que la gente quiera ganar más, pero somos una institución seria y digna.

—¿Irá a entrenar mañana (hoy)?

Espero que llegue a entrenar con todas las ganas del mundo, que sus compañeros lo integren, lo acojan. Y que vuelva a ser el de cada día, un jugador que suma.

—¿Quiere consolidar a Sporting Cristal como club vendedor?

Cristal no va a ser un club vendedor. Es un club que intenta formar a los mejores jugadores del país, por el orgullo de la institución. Somos un club facilitador, si a un jugador le llega una mejor oportunidad nosotros, con mucho pesar, dejamos que se marche. No es la idea de trabajo. La idea es nutrir al primer equipo y también a otras instituciones. Si al primer equipo no le va bien, con más razón hay que trabajar en el fútbol base. Hay clubes que no apuestan por el fútbol formativo o por el fútbol femenino, que para mí será una lucha de ponerlo al nivel máximo. Soy un gran defensor del fútbol femenino. Un país y una institución crecen también por el deporte femenino. En el Barcelona nos hemos sentido igual de orgullosos por el funcionamiento de la Masía, que por la obtención de una Champions.

—¿Cristal es un club austero?

No, no todo es cuestión de presupuesto sino de buen uso de los recursos. Somos un club grande para el presupuesto que tienen los equipos en Perú. Y grande no solo por presupuesto, sino también por historia.

—¿El plantel actual de Sporting Cristal está para mantener el estilo?

A veces, como nos pasa en Barcelona, podemos morir también por nuestro propio estilo. Los dogmas no te dejan expandirte, ni ser elástico. No podemos ser tan rígidos, ni soberbios, ni prepotentes. Los rivales también salen a jugar con su propuesta. Lo importante es tener identidad, ver el nivel de la plantilla, ver cómo se refleja en el sistema. Estos temas a corto plazo son difíciles de evaluar. La propuesta de Sporting, si la pelota entra, es súper agradable a la vista. Hay que evaluar con metodología si lo que hacemos es lo idóneo y si tenemos las personas para hacerlo.