Los canteranos van devolviendo la inversión

Mientras algunos clubes se convirtieron en expertos en gastar dinero para contratar jugadores, en Sporting Cristal implantaron hace varios años una filosofía en la que había que priorizar y potenciar a las divisiones menores, decisión que en Paraguay dejó una muy buena cosecha.

Puede que haya sido por una necesidad o por cosas del azar, pero Claudio Vivas apostó por un equipo joven, con jugadores de la casa y que sintieron desde chicos lo que significa ser jugadores de un club tan rico en historia como Sporting Cristal que prácticamente no tuvo infancia, nació campeón.

Gianfranco Chávez, Fernando Pacheco, Édinson Chávez, Johan Madrid, Martín Távara y Jesús Pretell fueron los seis canteranos rimenses que participaron en el triunfo histórico en suelo paraguayo, logrando el boleto a la segunda ronda Copa Sudamericana.

Ellos, tan identificados con la celeste —junto a sus demás compañeros experimentados— le permitieron al club bajopontino ganar los 375 mil dólares que se entregan en forma de premio por haber clasificado a la segunda ronda de la “Copa Sudamericana”.