La «innovación» del Sporting

Nubes grises se acercan en el horizonte, opacando el cielo celeste, un sombrío panorama se avecina para este 2020 en nuestro amado Club, porque más allá de estar últimos en la cola de equipos a reforzar, lo que te garantiza quedarte con las sobras, se está desacreditando la idea inicial de nuestros padres fundadores de lo que siempre debe ser Sporting Cristal, reduciendo sueldos bajo amenazas de despido a sus trabajadores, creando solo desesperanza y un manto de incertidumbre que está rodeando al que siempre fue: el club más disciplinado y ordenado del fútbol peruano.

Porqué más allá de manejos irresponsables de los clubes rivales, que ante la pasividad de la SUNAT anuncian contrataciones exorbitantes antes de pensar en amortizar en algo sus abultadas deudas con el Estado, a lo que está obligado el Cristal es a reforzarse de manera adecuada para luchar y competir cada partido, cada campeonato que juegue, acá no hay excusas.

Estos señores que compraron el club en una (por decirlo menos) extraña negociación, desplazando a dirigentes históricos, que por más que últimamente no eran del todo eficientes, eran probos en el manejo del club.
Este club de amigos, compañeros de pichanga no pueden recién darse cuenta que no es lo mismo manejar una página web de menores que la institución peruana deportiva más prestigiosa a nivel mundial, no pueden ahora desconocer lo que han adquirido.

Ustedes señores han adquirido el mejor club de la historia del Perú, con ayuda de sus grandes amigazos metidos en la corporación y en el mismo Sporting Cristal ustedes ganaron la puja para administrar un club exitoso y están obligados a estar a la altura de su historia. Ahora no vale hacerse a los tercios y aducir desconocimiento ni mucho menos falta de presupuesto.

En el mundo de los negocios si se compra un bien y se quiere hacerlo más productivo, entonces, lo lógico es invertir para que esté crezca… Para que el dinero invertido en la compra de este, sumado a una inyección de capital y nuevas e innovadoras ideas dan como resultado un negocio exitoso.

No puede ser que hayan roto el chanchito y contando peso a peso para llegar a pagar el club y después quedar totalmente descapitalizados… Solo esperando resultados deportivos que les paren la caja y les devuelva su inversión en tiempo récord… En qué negocio se ha visto. Una cosa es meter la mano a contratos cuando trabajas para terceros y otra cosa es saber administrar un negocio cuando es propio.

Les reiteramos que ustedes están OBLIGADOS a estar a la altura de la historia, porque si bien ustedes tienen la administración, el Sporting Cristal le pertenece a su pueblo que está y estará vigilante de lo que suceda.

Próspero y venturoso 2020 para todos ustedes, Celestes de corazón, nos vemos en enero para alentar al equipo, como siempre.