La Cancha: Sporting Cristal 3 – UTC 2

Sporting Cristal acaba de ganar su primer partido en el Torneo Apertura y la gente aplaude más de alivio que de alegría. No hay nada que celebrar. En las salidas del Alberto Gallardo, el hincha masculla que esto es Sporting Cristal y que no podemos, jamás, terminar un partido pidiendo tiempo, con el corazón en la mano y la plegaria en los labios para que no se cometa un error más, el error que nos termine aguando este 3 a 2.

Cristal terminó ganando un partido por gravedad. UTC es un equipo demasiado liviano como para irse con resultado del Gallardo. Un Cristal inconexo, desarticulado, al borde del desorden, sin una idea clara de juego, terminó imponiéndose con más ganas que fútbol. Y eso porque la visita supo ponerse arriba cuando aún faltaba media hora de partido. Que si UTC hacía los goles más cerca al fin del partido, nosotros no hubieramos sido capaces de encontrar la remontada. El susto como motivo de reacción. Esperar estar abajo para empezar a buscar el resultado a cómo dé lugar. Como si esto fuera Universitario.

Pero hay algunas luces que se pueden rescatar. Todas, en el segundo tiempo. El primer tiempo, por el contrario, fue la ratificación del delirio: Ballón de lateral para permitir la presencia del “recomendado” Gonzáles en la delantera. A pesar de eso, llegó el gol. Irven empujó en doble instancia un balón. Un gol feo, accidentado, un gol que graficaba el partido. Para el segundo tiempo, la lesión de Irven obligó a hacer cambios y ahí se empezó a ver a un mejor Cristal. Cuando Ballón pasa al medio campo, las cosas mejoran. Cuando Gonzales sale de la cancha y deja lugar a un equipo más sincero, las cosas mejoran. Un apunte sobre Gonzales: luego del empate de UTC, se pegó a la banda y se sustrajo del partido. En los momentos en que se requiere personalidad, huevos para buscar el partido, el moreno se asustó y dejó de intervenir. Si no fuera porque desde adentro de las paredes de La Florida existe tanto empecinamiento en que juegue de titular, tal vez su baja producción llamaría menos la atención. Con todo eso, su presencia partido mediocre tras partido mediocre, es ininteligible.

Cazulo más como defensa que como lanzador, Manicero atrás de los puntas, Ballón jugando al medio. Luces. Luces que se deberían mantener y complementar. El Chapa Blanco tuvo una tarde infame, pero estuvo ahí donde tuvo que estar. El Chapa demostró varias veces lo que puede hacer, hoy no está en racha pero eso no nos da billete para la ingratitud.

El domingo nos vamos a Huamanga. Cancha históricamente dificil. Necesitamos traernos el resultado. Yo cruzo los dedos para que Daniel Ahmed haya visto las luces y las mantenga. Las mantenga y las complemente para el bien del equipo. Y ruego también que aquellas personas que no pertenecen al Comando Técnico y les gusta meter la mano en el equipo, meter sus opiniones con calzador en decisiones que deberían ser exclusivas del técnico, puedan dejar – por una vez aunque sea – que Ahmed haga su trabajo.

Y que la cordura regrese a La Florida.

 

Por: Chalo
Director de www.elcristalconquetemiro.com

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *