La Cancha: Sporting Cristal 3 – Universidad San Martín de Porres 0

Cuando Sporting Cristal sacó el pie del acelerador en el segundo tiempo ya había quedado en claro la diferencia que existe entre ambos equipos. Universidad San Martín salió a jugarlo y en 45 minutos le metimos dos goles, nos anularon uno mas injustamente, se quedaron con uno menos y se salvaron de un par. Si esto fuera box, podríamos decir que en el primer round los dejamos al borde del nocaut técnico. San Martín se fue al camerino totalmente grogui, apoyándose en las paredes para no caer al piso.

Con los argumentos puestos en la mesa, el segundo tiempo fue bastante menos interesante. Cristal mantuvo la superioridad pero dejó de lado el espectáculo. El sopor por lo caluroso de esta mañana de domingo contagió al equipo en la cancha y al hincha en la tribuna. Aún así, generamos la ocasión para sellar la goleada y lo hicimos. 3 a 0 de locales. Una goleada ante un buen rival que era lo único que faltaba para que Cristal termine de ahuyentar los fantasmas del Alberto Gallardo, aquellos fantasmas que hablaban de que Cristal encontraba muchos problemas para sumar puntos de local.

Es bonito ver jugar a Cristal. No sólo por que el equipo esta jugando bien sino porque se puede apreciar que esta en un nivel distinto a los demás rivales. Eso no te garantiza puntos ni goles pero sí llena de satisfacción saber que el trabajo que se viene haciendo está aprovechando lo ya avanzando, está capitalizando lo mucho o poco que se hizo, que por fin Cristal se libera de las excusas, que ya no se escucha las menciones al calor, a la altura, a la cancha sintética.

Lo que queda es la inquietud por saber cómo va a hacer el comando técnico para resolver el hermoso problema que tiene por delante. En una de las cabinas de prensa estaban viendo el partido Horacio Calcaterra, reciente compatriota, Christian Ortiz – Lamentable la gestión para la incorporación de este jugador. La lucha contra la corrupción, la reforma del transporte y la llegada de la carta pase de Ortiz son los mas grandes ejemplos de la ineficiencia en el Perú – y Rolando Blackburn. No podíamos dejar de preguntarnos cómo va a terminar jugando Cristal cuando esos tres puedan saltar a la cancha. ¿Cuánto fútbol pueden sumar y cuál es el verdadero techo de este Cristal?

Y mientras tanto, la gente se retira del Alberto Gallardo soñando con una buena Copa Libertadores. Felices, por ahora, de una mañana de fútbol que recuerda los bonitos tiempos. El Gallardo, las 11 de la mañana de un domingo, Cristal goleando. ¿Qué más se le puede pedir a la vida?

Por: Chalo
Director de www.elcristalconquetemiro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *