La Cancha: Sporting Cristal 2 – FBC Melgar 1

El triunfo es valorado. Es más valioso en la interna, definitivamente. Para afuera sigue siendo demasiado poco para todas las carencias que hemos ido derramando en los últimos meses. Es bueno regresar a las victorias. Más aún si es de local, frente al campeón y con un equipo diezmado. Entre lesionados y convocados a la selección, las posibilidades de Mariano Soso se habían reducido. A pesar de ello, en la cancha habían cinco jugadores que han sido titulares habituales esta temporada y un par mas que vienen alternando con regularidad. Entonces, tanto como “equipo B” no ha sido. Pero, de que el plantel se ha reducido, se ha reducido.

Y, en serio, uno quisiera hablar más del buen desborde que hizo Alexis Cossio en la jugada del segundo gol y de lo despierto que estuvo para lanzar la pelota de vuelta al área en la jugada del primer gol. Hablar también de la seguridad que mostró Carlos Grados en varias jugadas. Pero, la verdad es que Sporting Cristal – más allá del resultado – siguió mostrando varios de los mismos problemas que evitaron que en partidos anteriores podamos obtener resultados.

Hay que reconocer, por lo pronto, que hoy no hubo tanto juego horizontal aunque, hay que decirlo, eso se puede deber principalmente a que FBC Melgar no es un equipo que jugó a esperar. El Dominó quiso ganar en el Gallardo y por varios momentos fueron ellos quienes dominaron la posesión del balón. Pero, por lo demás, Cristal siguió mostrandose lento en el ataque y demasiado impreciso en las jugadas de ataque. El temor terminó ganándole de nuevo cuando, tras ponerse en ventaja – en ambos momentos – se cedió pelota y campo al rival quien nos arrinconó.

Edinson Chávez, un jugador que no alternó mucho este año debido a una fastidiosa lesión, fue el que dio vértigo en la jugada definitiva. Tal vez ajeno a la lentitud que partido a partido ha mostrado Sporting Cristal, tomó el balón antes de la linea del medio campo y enrumbó. Fue una jugada rara y bonita. De esas que tenemos una por partido. Pero fue una de las pocas en las que atacamos con rapidez y con superioridad de jugadores en ataque. En un momento hubo cinco camisetas celestes en posición de ataque. Chávez cedió a Ray Sandoval, Cossio entendió lal jugada, desencajaron a la defensa, encontraron el espacio y se definió bien. A veces los espacios no se encuentran, a veces hay que crearlos. Y se crean con rapidez. Si hiciéramos eso mas seguido, otra cosa estaríamos comentando.

En todo caso, es valioso el triunfo porque se precisaba aire en La Florida. Ahora nos toca un partido que va a ser duro desde horas antes de jugarse por el viaje que se debe hacer para llegar a Cutervo. Con lesionados, sin convocados y con un largo viaje por delante, Sporting Cristal deberá seguir buscando ya no tropezarse consigo mismo.

Por: Chalo
Director de www.elcristalconquetemiro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *