La Cancha: Sport Loreto 2 – Sporting Cristal 2

“Punto de oro”. Pero en La Florida no celebramos empates. A pesar que sea en instancias finales de campeonato y más aún cuando nuestro récord como visitante nos permitía alzar el sueño y cuando al frente teníamos, con el respeto que merece todo rival, a un equipo sin técnico y que lucha por la permanencia. Cristal tenía que ganar para poder llegar con más resto a las instancias finales que deciden el título nacional.

 

Y se vio un partido malo. Un primer tiempo para el olvido en el que el local nos desapareció a punta de presión y pundonor, donde nuestros errores se mostraron en toda su magnitud. La verdad, dan muchas ganas de señalar todos y cada uno de esos errores, de llamar la atención y de recriminar todas las cosas que están ahí para recriminarlas.

Y sin embargo, no sé si me entiendas o compartas esta sensación, sólo tengo ganas de alentar al equipo. Jugamos pasado mañana con un rival directo y una victoria en el Gallardo nos permitiría sacarlos de carrera. Se vienen luego dos clásicos jugados casi consecutivamente y sólo quiero ver mi camiseta levantándose victoriosa sobre las de los clásicos rivales. Tendría que reclamarles tanto y sólo quiero decirles que deposito en ellos – nuestros jugadores – mis sueños y mi aliento. Que no quiero dejar de gritar aliento ni un sólo minuto hasta las 6 pm del próximo domingo en la ilusión de que hayamos cosechado 9 puntos de 9 en juego.

Tal vez quisieras que en este post manifieste mi disconformidad con lo visto ayer – y, ya que estamos en eso, con lo visto en los últimos cuatro o cinco partidos – pero no lo voy a hacer. Ya habrá tiempo para eso. Hoy quiero recordar que Cristal tiene todas sus opciones intactas y que, más que soltarnos a la desesperanza, hay que abrazarnos a la ilusión y a la realidad de lo que es Sporting Cristal, un equipo campeón, un equipo ganador, un equipo que ante el olor de título no duda, mata.

Fuerza, muchachos, el partido no ha terminado. El partido se seguirá jugando pasado mañana y hay que hacer que se reditúen esas tardes gloriosas de las que está llena nuestra historia. Todo eso está en sus pies y yo pondré mis palmas y mi garganta para recordárselas y para cantar una más de las grandes jornadas cerveceras que, estoy seguro, se repetirá esta semana.

Vamos Sporting, todavía.

¿Algo más?

Sí. Cómo no haber querido compartir la pasión de la hinchada cervecera en Ucayali. Cristal es un sentimiento nacional y la Raza Celeste es fuerte en el oriente. Orgulloso de ustedes.

Por: Chalo
Director de www.elcristalconquetemiro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *