La Cancha: Golpes que no se deben olvidar

Quiero, primero, agradecer a Mauricio Viana. Agradecerle dos motivos: el primero es porque nos salvó de la mayor goleada en el Gallardo (sacó al menos 2-3 goles más), y segundo por su sinceridad. “Se perdió la humildad”, dijo. Luego, quiero agradecer a la Academia Cantolao por habernos pegado tan bien. Debieron ser más, y la sacamos barata con tan mala actitud. Hoy los del Callao demostraron que un equipo es mucho más que once jugadores y se fue categóricamente ganador. Si la victoria fue injusta, fue porque no se llevaron más goles a favor.

Hoy de fútbol poco o nada. Un equipo totalmente partido. Sporting Cristal jugó mal con 11 y con 10. Atacó mal y defendió peor. Dejó de hacer lo que tan bien hizo en partidos previos, para hacer cualquier otra cosa. Eramos una línea de 5, y a 30 metros otra línea de 5. Ávila en un puesto que le cuesta una enormidad y la distancia con Joel Sánchez quedó demostrada. No bajaba a recibir ni a ser opción de pases. Los extremos completamente desconectados con sus laterales, y un mediocampo que ni presionó, ni marcó en zona. Un 9 que si sale del área se asfixia. Y lo de Luis Abram, junto a un Comando Técnico sin reacción a sus errores, nos llevaron a vivir una verguenza más en nuestra casa.

Es un golpe merecido. Los jugadores de Sporting Cristal deben saber donde están antes de salir a la cancha, y ser la última vez que entran con la actitud de creerse más. Están en el mejor Club del Perú y eso se demustra jugando al fútbol de manera competente. No por entrenar con todas las facilidades se es mejor. Hay que demostrar ser mejor. Ojalá el jueves puedan limpiar esta verguenza que han hecho, y nunca más la vuelvan a repetir.

Por: Chalo
Director de www.elcristalconquetemiro.com

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *