La Cancha: FBC Melgar 2 – Sporting Cristal 1

No recuerdo haber visto antes, en el Perú, un partido que se jugase con las condiciones metereológicas con las que se jugó el partido de Sporting Cristal el sábado último. Desde finales del primer tiempo hasta el final del partido, la cancha se llenó de una neblina densa que no permitió observar el fútbol. No lo recuerdo. He visto partidos jugados bajo un sol incandescente, bajo tormentas eléctricas, bajo chaparrones tropicales, granizadas copiosas e incluso nieve. Sí, nieve. Cerro de Pasco, pues.

¿Y de Cristal?

Bueno, de Cristal hay que decir que el resultado fastidia más que el rendimiento. Ante un FBC Melgar que rompió la billetera en el año de su centenario, Cristal no se vio superado en el rendimiento. El marcador, desde dónde yo lo veo, resulta engañoso porque el partido fue intenso pero no se notó una superioridad del equipo Dominó. Cristal la tuvo cerca también, con un par de remates geniales que no encontraron el éxito e incluso con un penal que Manuel Garay dejó pasar. Era un partido dificil, sí, pero se sacó un balance positivo porque se probó a un equipo alterno (que no suplente ya que la gran mayoría de jugadores que salieron el sábado vestidos de celeste bien podrían ser titulares inamovibles en cualquier equipo del medio) que mostró cosas interesantes. Principalmente los rendimientos individuales que fueron los que terminaron soportando el peso del partido cuando la visibilidad se hizo imposible.

La mirada, en todo caso, sigue puesta más en el partido de este miércoles ante Guaraní en el primer sorbo de Copa. La confianza, la expectativa y, también, los temores están cifrados en aquel partido. Será ese resultado el que terminará de borrar la caída del sábado haciéndola anecdótica o la que traerá de vuelta su sinsabor.

Por: Chalo

Director de: www.elcristalconquetemiro.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *