La Cancha: FBC Melgar 1 – Sporting Cristal 2

En la crónica del partido anterior opiné que el camino que mostró el equipo de Mariano Soso, a pesar de insípido empate a 0 de locales, era el correcto. Que la presión y la posesión como métodos para imponerse a un rival me parecían los adecuados y que era cuestión de esperar que los jugadores vayan entendiéndose mejor.

Y lo dije porque pensaba – y pienso – que no sirven de nada las presiones a tan poco de iniciado un proyecto que debe aspirar a durar por lo menos un par de años. Más allá de la necesidad de puntos que van a sumar para el logro de los objetivos de fin de año, nada se define en las siguientes semanas como para caer en la desesperación por un mal resultado.

Pensé también que, en un partido que ofreciera otro trámite, la suerte de Sporting Cristal iba a ser otra.

Y creo que no me equivoqué.

Cristal en Arequipa mantuvo dos de las cosas positivas que ya había mostrado en el Gallardo frente a Sport Huancayo: posesión y presión. Tras un sofocón inicial, Cristal empezó a jugar su partido. Presión asfixiante y posesión. Se juega con la pelota. Mucho vértigo y algo más de ideas en ataque.

Es imposible no hacer un paralelo del partido de ayer con el partido del 16 de diciembre pasado. No tanto porque considere que haya sido una revancha. No lo ha sido. No lo ha sido porque nuestra victoria no cambia la historia. Pero si intenté recordar el desempeño y fue destacable la diferencia en defensa. FBC Melgar atacó, claro que sí, y tuvieron ocasiones claras de anotar, también. Pero una cosa era la sensación de desamparo que recuerdo frente a la de seguridad que envolvió al equipo ayer.

Entre los comentarios que se vertieron por todos lados después del partido del sábado pasado leí uno que decía, recordando precisamente al Cristal 2015, que de nada servía defender bien si no se atacaba bien. Yo creo que tiene razón, que la clave en todo es el equilibrio. El Cristal de ayer defiende mejor y su ataque ya empieza a perfilarse. Razón de más para confirmar que el camino está claro y que hay que seguirlo.

¿Algo mas?

Si. Ayer le regalaron un penal a Melgar en los últimos minutos del partido. La ventaja de Cristal se redujo a un gol. Se pensó en que el equipo podría echarse atrás a defender su diferencia pero hizo lo que la mayoría no esperaba y lo que yo considero que es la mejor forma de defender una ventaja: mantener la posesión. Ese es el camino, lo digo y lo repito, tener el balón siempre. Cuando ataquemos y cuando defendamos. La posesión y el juego no te aseguran el resultado pero definitivamente es más fácil conseguir el resultado cuando la tienes, la cuidas y la recuperas rápido.

Nos vemos el sábado en el Gallardo. Viene el debutante Comerciantes Unidos y, en frío, uno pudiera pensar que va a hacer más la de Sport Huancayo que la de FBC Melgar. Sería buena oportunidad, entonces, para que el equipo pueda demostrar que mejoró y que hay cómo hacerle daño a defensas cerradas.

Por: Chalo
Director de www.elcristalconquetemiro.com

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *