La autora del grito: “¡Fuerza Cristal!”

Desde que se fundaron las barras cerveceras, se ha escuchado en los estadios un cántico que ha grabado en los oídos de los asistentes tribuneros: “¡Fuerza, fuerza, fuerza Cristal!”.

Cierta noche preguntamos por el origen del inmortal grito de batalla a Don Luis Miguel López-Cano, (+) gran conocedor de la historia del club rimense, quien nos refirió una de las versiones sobre el origen de la frase “¡Fuerza Cristal!”.

“El grito “¡Fuerza Cristal!” nació precisamente de la inspiración de Doña Esther Grande de Bentín…. Usualmente aclamaba emocionada a sus guerreros con los clásicos “¡vamos muchachos!”, o bien “¡tranquilos!”, “¡Así se juega!”. Hasta que un inolvidable domingo la frase le nació de manera espontánea. Desde la tribuna, en un arranque emocionado, lo gritó a todo pulmón:

¡Fuerza Cristal!

Agradecimos el excelente dato. No obstante, había que corroborar su respetable versión, como tantas que hemos escuchado desde que se formaron las barras cerveceras con sus originales gritos de batalla, slogans, himnos y adaptaciones de temas populares con letras de apoyo total al equipo de La Florida: que el lema fue creado en las sesiones de ensayo del Extremo Celeste; que no, que fue creado por la barra Fuerza Oriente, y así por el estilo.

Otro gran dato que conseguimos dice que el slogan trascendió luego de la publicación de una nota escrita por don Oswaldo Cuadros Lazo, El Peón del Deporte en 1956 por don Oswaldo bajo el título “¡Fuerza Cristal!”:

Dice la nota: “En la victoria de Sporting Cristal sobre Deportivo Municipal me resultó muy curioso ver a una dama en occidente alentando al equipo rimense….

Verla de pie alentando, aplaudiendo, gritando cada gol del equipo celeste. Esa señora se llama Esther Grande de Bentín… (una de las fundadoras del club Sporting Cristal) que se levantaba y gritaba a los dirigidos por el chileno Lucho Tirado (DT del Sporting Cristal) diciendo ¡Fuerza, Fuerza, Fuerza Cristal!! Era una gran dama del fútbol peruano”.

Es un enorme orgullo para los hinchas celestes descubrir que una admirable dama llamada Esther Grande de Bentín, la madre de la hinchada celeste, no sólo había sido partícipe de la fundación del equipo rimense sino que además había creado el primer grito de batalla del Sporting Cristal.

Original: Manuel Aranibar Luna
Edición: extremoceleste.com