Julio ‘Coyote’ Rivera lucha contra el cáncer: “Soy fuerte y sé que voy a salir de esto”

Julio ‘Coyote’ Rivera dio a conocer que se encuentra recuperándose de un mieloma múltiple (cáncer de las células plasmáticas). El hermano mayor de Paolo Guerrero, que se encuentra optimista de ganar el partido más importante de su vida, contó cómo se enteró que sufría de esta enfermedad.

“Hace dos años perdí a mi hijo y se me bajaron las defensas, y en julio del 2020 me dio el COVID-19. Contagié a mi madre, esposa y a mis hijos, pero gracias a Dios no llegamos a mayores, pudimos controlarlo. Pero debido al covid se me bajaron más las defensas y después de 20 días me vino esta enfermedad”, señaló Julio Rivera.

“Me vino un dolor a las costillas y me dije ¿de qué? Hasta que un día no me pude levantar y lloré de dolor. En ese entonces estaba viviendo con mi madre en San Isidro, nos fuimos a la clínica y me sacaron una tomografía en la cual arrojó que tenía dos fracturas de costillas y no sabíamos por qué”, agregó en entrevista al programa ‘Con Don Deportivo’.

Rivera dijo que curiosamente el coronavirus lo alertó de la enfermedad. “Me detectaron que tenía un mieloma múltiple, que es un cáncer que se me depositó en los huesos por eso se me deterioraron las costillas. Parece que lo del Covid me ayudó para que la enfermad se desarrolle rápido y no esperar a último momento, y que mis huesos estén más contaminados, ya que es una enfermdad silenciosa”.

Julio Rivera hizo hincapié que en esta lucha cuenta con todo el apoyo de su familia y especialmente de Paolo Guerrero. “Hablé con mi hermano Paolo y me dijo que me haga todos los exámenes, que tenía todo su apoyo. Gracias a Dios que tengo el soporte económico de mi hermano, porque esta enfermedad es bastante cara”, sostuvo.

El exfutbolista está con la moral al tope y confía que pronto se recuperará totalmente. “Estoy evolucionando en la enfermedad, estoy pasando lo más crítico, incluso me han hecho un trasplante de células madres. He pasado por unas quimioterapias muya agresivas, muy fuertes que realmente me dejaron como papel, es bastante difícil. Invoco a las personas que se hagan un chequeo anual”.

“Soy fuerte y siempre oramos con mis amigos que he conocido en Neoplásicas. Hay muchos que han salido de esto y sé que voy a salir de esto. Y dando para adelante”, culminó Rivera.