¡Jueguen calatos!

El trabajar en Sporting Cristal desde siempre fue un honor para cualquier profesional del fútbol, pero también una responsabilidad, un compromiso con la historia, un compromiso con millones de corazones celestes que laten expectantes, un compromiso con los colores celeste y blanco como el cielo, ese cielo desde donde los miran nuestros padres funfadores don Ricardo y doña Esther… donde también esta don Alberto Gallardo pendiente de su querido Cristal.

Pues hoy esto se ha prostituido, de la mano de dirigentes que han visto en la palabra fácil y la mediocridad una forma de trabajo:

  • nos quieren vender desde hace cuatro largos años que Diego Penny es un arquero de nivel y que el Cristal no merece nada mejor,
  • nos quieren vender que Revoredo es una garantía en el lugar de la zaga donde lo pongas.
  • nos quieren vender que los refuerzos (entre ellos alguno que pensaba en retirarse y se lleva entre 20 y 25 mil dólares mensuales (¿serán solo para él o tendrá que repartir?) tienen que ser de bajo nivel porque estamos en Perú y el presupuesto no da para más,
  • nos quieren vender que por la misma razón (futbol peruano) debemos contratar entrenadores sin rodaje para que vengan a capacitarse a nuestro querido Cristal que siempre tuvo a nivel nacional de lo bueno lo mejor,
  • nos quieren vender que a la Copa Libertadores se va solo a participar y no a competir,
  • y peor aún, nos quieren vender que esto es un proyecto, cuando se insiste con jugadores paquetes y viejos, se postergan a jóvenes promesas, no se olviden que el destape de Beto Da Silva fue pura casualidad y la aparición de Pacheco en el once titular es por cumplir la obligación de la bolsa de minutos.

Los resultados… pues era una bomba de tiempo a punto de estallar y ayer estalló… un equipo ya descendido vino y desnudó todo el discurso falaz que nos han estado vendiendo todo este tiempo. Ahora… ¿que dirán los dirigentes?, ¿que no estamos a nivel de presupuesto de La Bocana y por eso es imposible competir?… o seguro están pensando que en el campeonato nacional llegaremos hasta donde se pueda y puede que la prioridad sea la liga del Rímac.

Entonces mientras sigan estos pecho fríos y muertos en vida (dirigentes, cuerpo técnico y jugadores) enquistados en el Club… les tenemos la solución:

Como les encanta declarar que su trabajo solo lo dedican a su familia, sáquense la celeste y jueguen con polo con la imagen de su familia impresa porque no representan a los millones que estamos pendientes de nuestro amado club. O si lo prefieren…jueguen calatos.

¡¡¡ Fuerza, mucha fuerza Cristal!!! toda nuestra vida para alentarte.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *