Jhilmar Lora: “Llegué a Cristal a los once años”

Su nombre brasileño fue la anticipación de un presente marcado por el elogio y la expectativa. Jhilmar Lora, hoy con 20 años, decidió muy temprano que su lugar en el campo iba a ser la banda. En menos de dos años, pasó de ser la novedad en reservas de Sporting Cristal a una de las apuestas más audaces de Ricardo Gareca en la última Copa América.

Si bien la elección de su nombre no tuvo relación con afición futbolística, Jhilmar cuenta que desde muy niño sigue los pasos de Dani Alves. Su modelo a seguir.

-¿Tu nombre tiene relación con la del arquero brasileño de los años sesenta?
Mis padres me cuentan que les gustó el nombre hace mucho tiempo, pero entendí que no lo hicieron por algún jugador en especial. Si es igual a algún seleccionado brasileño del pasado, solo es una coincidencia.

-Tu aparición en el primer equipo fue bastante peculiar. Ante Melgar, en el 2019, pedías mucho la pelota para sacar los laterales…
Claro que me acuerdo de ese partido, fue el 9 de noviembre del 2019. Fue mi debut en el primer equipo, no lo olvidaré nunca.

-¿Es verdad que venías de una lesión grave antes?
Sí, me rompí los ligamentos en la temporada 2018, Manuel Barreto era el técnico y ya me conocía desde un tiempo atrás. Me dio la confianza en un tramo importante de aquel torneo.

-¿Fuiste lateral desde menores?
Siempre jugué de lateral, he alternado en otras posiciones, pero desde que llegué al club he estado en esa posición.

-¿A qué edad llegaste al Rímac?
Llegué a Cristal a los once años.

-¿Se puede decir que eres un jugador hincha?
Sí, siempre voy a decir que es mi casa. Estoy muy feliz de haber tomado esa decisión de irme a probar.

-¿Qué es lo que más te gusta de ser lateral?
Lo que más me gusta de la posición es que puedes hacer de todo un poco. Puedes sumarte al ataque, puedes defender, estás involucrado con el juego durante los noventa minutos de juego. Hay que estar pendiente de todo, en todo momento.

-¿Roberto Mosquera trabaja mucho con los laterales?
No solo a los laterales, también veo que habla mucho con Benjamín Villalta, con Diego Soto, con todos los más jóvenes. En su momento nos pidió mucha paciencia, que confiemos en él para cuando llegue el momento de hacernos jugar.

-¿Cuál es tu balance del paso por la selección en la Copa América?
Siento que he madurado, pero también siento que debo mejorar mucho en algunos aspectos del juego. Me quedé convencido que nunca será suficiente, siempre hay que mejorar.

-¿Te gustó algo en especial?
Me llamó mucho la atención el ambiente, la fortaleza del grupo, cómo se entregan en las prácticas. Hace muy poco yo veía todos los partidos por televisión y ahora estar allí te hace ver otras cosas. La unión de este plantel me parece que es clave.

-¿Qué lateral derecho es el que más admiras?
Desde que tengo uso de razón he seguido a Dani Alves. Y últimamemte al alemán Kimmich, quien también se ha desempeñado en esa posición de lateral además del mediocampo. Me gusta que ambos son muy completos, y que pueden jugar en varias posiciones, son polifuncionales.

-¿Jugarías un poco más adelantado?
Con un trabajo adecuado yo creo que sí lo pueda hacer. No me niego a probar en otras posiciones en el campo.

-¿Y cómo definirías a los laterales de más experiencia con los que has convivido en la selección?
Con Advíncula coincidimos en la fecha doble de Eliminatorias. Cada uno tiene su fuerte: Luis tiene la velocidad, Trauco tiene la técnica, Aldo Corzo por la manera cómo afronta las marcas. Hay que aprender de todas esas fortalezas.

-¿Volviste a ver la barrida en ese contragolpe de Arsenal? ¿Era gol seguro del rival?
Sí lo vi, a mí me gusta mucho ver las repeticiones de los partidos. Debo confesar que fue una jugada muy arriesgada porque si el rival enganchaba o alzaba la pelota un poco, yo me hubiera ido de frente y ellos se quedaban tres contra el arquero. Pero gracias a Dios pude tocar el balón y desviarlo para evitar el ataque.

-¿Lo más destacable de Cristal en esta Sudamericana?
La entrega de todo el grupo y la fortaleza de poder sacar adelante dos partidos con marcadores adversos.

-¿Eres ambidiestro desde menores?
No, yo practico mucho con la zurda, pero tampoco es que la maneje al cien por ciento bien. Ese centro contra Arsenal (gol de ‘Canchita’ Gonzales) lo vengo practicando desde hace mucho tiempo. Menos mal, esta vez pudo salir bien. Normalmente el marcador rival te tapa el centro para tu pierna, entonces queda la opción de enganchar y centrar con pie cambiado.

-¿Hasta cuándo es tu vínculo con Cristal?
Renové a principio de año, tengo contrato hasta finales del 2023.

-¿Ya estás listo para emigrar?
Todo se lo dejo a Dios. Ahorita solo pienso en ser competitivo en los tres torneos que tenemos con Cristal: la Sudamericana, la Liga 1 y el Bicentenario.

-¿Cuál es tu destino soñado?
Me gustaría jugar en Europa, sería mi gran sueño.

-¿Alguna liga en especial?
De verdad no tengo una liga específica, pero desde niño me gusta mucho el Nápoli como equipo, por la manera cómo jugaban. Pero, no tengo problema en llegar a otro equipo.

-¿Es verdad que tu papá le escribía a los comentaristas de TV en la Copa América?
Sí, unos amigos me comentaron eso. Pero dudo mucho que haya sido mi papá, capaz fue un usuario de otra cuenta en redes sociales, porque mis padres son muy poco de redes sociales. Somos bien discretos. Eso sí, mis papás siempre han estado muy cerca de mí en la Copa América y hacíamos videollamadas después de los partidos.

-¿Con qué imagen te quedas de la Copa América?
Me quedo con la clasificación a semifinales y con el partido ante Brasil, que me tocó jugar una buena cantidad de minutos.

-¿Qué tal la experiencia de marcar a Neymar?
Lo que pasa es yo trato de concentrarme de manera especial. Me olvido del nombre y la trayectoria del jugador que tenga por delante. Solo me fijo en mi trabajo.

-¿Por qué no estuviste en alguna Sub 20 o Sub 17?
En la Sub 20 no alcancé por año a mi categoría, en la Sub 17 estuve en un par de microciclos. En la Sub 15 sí participé en el Sudamericano.

Llegó a los 11 años al cuadro del Rímac. Es jugador e hincha. Si le preguntan por un equipo del extranjero, su respuesta es el Nápoli. El celeste le queda muy bien.