Fiesta total. Sporting Cristal presentó a su plantel 2020

Un gigantesco número 27 estampado a la mitad del gramado le daba la bienvenida a los hinchas de Sporting Cristal que llegaban desde muy temprano al Estadio Alberto Gallardo. Quedaba claro que la ‘Tarde Celeste’ sería algo más que la presentación de un plantel con un exigente partido amistoso. Este encuentro del pueblo ‘rimense’ fue la oportunidad perfecta para homenajear a aquel jugador que le otorgó los últimos 15 años de su carrera al club y que, ahora en su retiro, le sigue dedicando esfuerzos en pos de su desarrollo, Carlos Lobatón.

Como si se tratara de un flamante fichaje, el exmediocampista recibió la ovación más sonora de la velada. El reconocimiento a años de entrega le valió el cariño de hinchas y compañeros, quienes no dudaron en lucir orgullosos el ‘¡Gracias, Loba!’ que adornaba las camisetas con las que hicieron el calentamiento previo al encuentro ante Independiente del Valle.

La gratitud mostrada a Lobatón trascendió al grupo de jugadores que uno a uno saltó al campo para suscribir un compromiso con la camiseta de Cristal. Jorge Cazulo recibió un caluroso recibimiento en la que fue su última ‘Tarde Celeste’, mientras que Washington Corozo cambió las emotivas lágrimas de su presentación por una sonrisa que evidenciaba que un sueño se había vuelto realidad.

Llegó el momento esperado. Cuestionado por las pocas contrataciones para la temporada 2020, Cristal salió al campo para enfrentar al campeón de la Sudamericana y demostrar que el balance entre fichajes y renovaciones le asegurarían al equipo de Manuel Barreto mantener la regularidad que gozó en los últimos tiempos. Respondieron, en un primer tiempo donde Cristal hizo su mejor juego, ‘Canchita’ dejó en claro que se quedó para intentar ser campeón y Ortiz se mostró muy ‘enchufado’ pisando el área constantemente como lo hizo para marcar el primero a los 38’ tras pase de Cazulo.

En el segundo tiempo, ambos equipos cambiaron de alineación por completo, lo que permitió a Ray Sandoval mostrar que está totalmente recuperado, incluso dándose el lujo de anotar de cabeza. El cuadro ecuatoriano golpeó en dos ocasiones mediante Torres, sellando un empate 2-2, en el que Cristal dejó una buena impresión e invitó a toda una raza a soñar en grande.