Ex jugadores: Carlos Castagneto

Nacido en la Ciudad de la Plata, Carlos Castagneto solo podía tener dos caminos en el fútbol, y la que escogió fue la que llevaba hacia Gimnasia y Esgrima. En la cancha de ‘El Bosque’ comenzó a atajar a la par que transcurrió la década de los años ochenta con el ‘lobo’ en la segunda división argentina. Al menos así fue hasta 1984, cuando luego de cuatro temporadas logró el ascenso al superar a Racing Club en partidos de ida y vuelta y con él como titular durante la campaña, aunque al ser expulsado en el primer choque que se jugó en Avellaneda solo pudo estar en la cancha de La Plata para dar la vuelta olímpica.

Ya en Primera no pudo alternar de forma regular en Gimnasia por lo que se marchó a Temperley donde lo dirigió Rodolfo Motta, que en 1999 tuvo un breve paso por Cristal. Una temporada duró en el gasolero al igual que con Defensores de Belgrano, ambos en la categoría de ascenso, pero fue más tiempo del que estuvo en Colombia donde Atlético Bucaramanga lo contrató para cerrar su campaña de 1987. El siguiente año regresó a la Argentina para sumarse a un grande: San Lorenzo.

En el cuadro de Boedo formó parte del que fue un selecto grupo de jugadores que por su forma de encarar los partidos pese a los problemas del club se le conoció como ‘Los camboyanos’. Fue justo en 1988 cuando alcanzaron su mayor logro al ganar un Octogonal que los clasificó a la Copa Libertadores de ese año. Con los azulgranas alcanzó reconocimiento pero también compartió vestuario con jugadores que brillaron como Néstor ‘Pipo’ Gorosito y Alberto Acosta, o con otros que sin mucho renombre llegaron con los años a Perú tal como Gustavo Tempone y el ex técnico celeste Daniel Ahmed. La aventura copera duró hasta la semifinal en la que se toparon con Newell’s Old Boys, que acabó como subcampeón del torneo.

Plantel con figuras de San Lorenzo en 1988, con Castagneto de arquero y con un ataque en el que figuran entre los hincados el ‘Pipo’ Gorosito, Alberto Acosta, Daniel Ahmed y Gustavo Tempone

Siendo desplazado del once titular en el ‘Ciclón’ por el mejor rendimiento de Esteban Pogany, en 1989 Castagneto se fue a Quilmes, también en Segunda, donde se quedó hasta 1990 antes de partir rumbo al Rímac.

Buscando una estrella
A finales de 1990, cuando en Sporting Cristal se decidió armar un plantel fuerte en cada una de sus líneas, entre los refuerzos que llegaron estuvo el de Carlos Castagneto para cubrir el arco. Él junto a Miguel Miranda se encargaron de tapar durante toda la campaña a órdenes de Juan Carlos Oblitas. Justo para esa temporada el ‘Ciego’ comenzó a probar desde los amistosos de verano el 3-5-2 como sistema, inusual para esos tiempos en el fútbol peruano.

El debut oficial llegó en la segunda fecha del Regional Metropolitano del Regional I, pues el partido de la fecha 1, ante Sport Boys, quedó aplazado durante una semana al estar los rosados jugando la Libertadores. Así, el 31 de marzo cuando Cristal goleó 4-0 al Yurimaguas se marcó el estreno de Castagneto en la valla celeste. Tres días después (día de la fundación del Extremo Celeste), finalmente se jugó el encuentro ante que ganaron los celestes por 4-2 a los chalacos, y aunque el portero argentino fue titular no pudo acabar el partido pues apenas a los 15’ acusó un golpe en la cabeza y se fue reemplazado por Miranda.

Esa lesión lo privó de estar en el siguiente partido frente a Municipal, pero regresó el 14 de abril ante San Agustín y con otro 4-0. Aún inmune a los goles en el Perú a Castagneto le tocó afrontar una dura prueba en la fecha 5 cuando visitaron a Universitario. El choque quedó envuelto en cierta polémica desde su programación, pues los rimenses se negaron a postergarlo ante la solicitud crema que enfrentaba a Colo Colo en los Octavos de Final de la Copa.

Jugando en el ‘Lolo’ Fernández (otra fecha de gran recordación para la hinchada por la guerreada con los cabros) ante más de cinco mil espectadores Cristal ganó 1-2 en una jornada llena de incidentes, con peleas dentro y fuera de la cancha y un atentado al bus que transportaba a los celestes. Aquel nefasto 21 de abril el saldo para Castagneto fue doble, pues luego de recibir su primer gol en contra a manos del ‘Pinocho’ Ernesto Vargas también recibió un golpe en la cabeza con un objeto lanzado desde la tribuna popular que le hizo perder el conocimiento.

El primer encuentro de 1991 entre Universitario y Cristal exacerbó los ánimos de muchos, hasta de los arqueros Juan Carlos Zubzuck y Castagneto que aquí se trenzan en una fuerte discusión

Ya para entonces el tema de los golpes parecía seguir su paso por el Perú pues el 11 de mayo tuvo un nuevo percance que lo obligó a dejar la cancha del estadio Nacional cuando le ganaron 2-0 a Octavio Espinosa. Era la fecha 9 y al final de la misma se paró todo durante dos meses mientras la selección peruana afrontaba la Copa América que se disputó en Chile.

Cuando se reanudó el campeonato a fines de julio Carlos Castagneto ya estaba de vuelta en el arco rimense y con dos empates consecutivos ante Unión Huaral (0-0) y Alianza Lima (1-1), Cristal quedó primero entre los equipos de la capital y listo para disputar el octogonal contra Mannucci.

Tras superar sin mucho contratiempo a los trujillanos, al equipo de Oblitas le tocó debutar en la Liguilla con la ‘U’. El partido, tal como el que se jugó en el ‘Lolo’, tuvo muchos roces en el campo y acabó con José Carranza y Roberto Martínez expulsados en tienda crema, pero con Castagneto como protagonista de una fatal acción cuando en el primer tiempo recibió un planchazo de Andrés ‘Balán’ Gonzales que lo dejó con tres costillas rotas y fuera de los campos de juego por más de dos meses.

Para cuando reapareció en el campeonato, el 30 de octubre con triunfo de 5-0 al AELU, Cristal estaba encaminado a quedar entre los cuatro primeros del Metropolitano del Regional II con tres triunfos seguidos (ante Internazionale, Defensor Lima y Espinosa), y tras un empate 2-2 ante Unión Huaral -que así descendió-, un 3-2 sobre Alianza los metió de nuevo en el octogonal.

Esta vez el rival de Cristal fue FBC Melgar que por esos años dominaba la Región Sur. El primer partido fue en Arequipa, el 24 de noviembre, y acabó no solo con derrota celeste por 3-1, sino también con Castagneto relevado del arco al cabo del primer tiempo por decisión de Oblitas luego de fallar en los primeros dos goles rojinegros obra de Luis Falcón.

Desde esa fecha Miguel Miranda tuvo la confianza del comando técnico rimense para ser el titular y así culminó la temporada, con Cristal campeón luego de un encuentro extra ante Universitario.

Sin mayor expectativa de continuar en el fútbol peruano, pero con un título más en su carrera, Carlos Castagneto se fue hacia Chile para jugar en Deportes La Serena durante todo 1992, año en el que acabó a media tabla en la Primera División. Luego, ya con 32 calendarios encima y a una edad que para un arquero es relativamente joven, se retiró jugando en Paraguay por Guaraní.