Entrevista a César Loyola: “con pana y elegancia puedo decir que nadie es más celeste que yo”

Hola hola hola, golazo de loyola. Era el grito que bajaba de la tribuna de oriente en los años 80 cuando César Loyola anotaba con la camiseta de Sporting Cristal.

El atacante, que fue varias veces campeón con los cerveceros y también alterno en la selección peruana, es padre de Nilson Loyola que al igual que él, es hincha rimense.

¿Qué tal César, por donde andas?

En Texas Estados Unidos, ya 20 años por aquí.

¿Eres el primer rayo del fútbol peruano?

No hay otro, el resto son copias.

El Rayo César Loyola

¿Y Advíncula?

Cuando yo jugaba, él no estaba ni programado. Con su papá jugamos en contra, pegaba y duro, pero era bueno.

¿Dónde dejamos a Lucho entonces?

Mi sobrino es crack, no se puede negar, pero yo fui primero.

La barra de Cristal te cantaba, hola, hola, hola, golazo de Loyola, ¿qué recuerdos?

Son recuerdos imborrables, pasaron tantos años, pero hasta ahora se me pone la piel de gallina recordando eso.

¿Hincha celeste?

Soy nacido en Cristal, con pana y elegancia puedo decir que nadie es más celeste que yo.

¿Un referente en Cristal?

Mi padrino Alfredo Quesada. Lo quiero mucho, es el mejor seis del fútbol peruano de todos los tiempos y como persona diez puntos. Me enseñó mucho.

Alfredo Quesada

Tu hijo Nilson, ¿te superó?

Me recontra superó con sólo 26 años. Los únicos mundialistas de este Cristal son mi hijo y Roberto Mosquera. Mañana me puedo morir tranquilo, soy Loyola Campos, mi hijo y mi tío Eloy, hermano de mi vieja son mundialistas. Creo que pocos tienen sus dos apellidos mundialistas.

Estarás orgulloso por sus los logros

Primero me dio un campeonato con Melgar, pero cuando campeonó con Cristal lloré una semana.

¿Cómo viviste cuando fue convocado para ir al mundial?

Dos semanas antes que saliera la lista no comía ni podía dormir. Nadie quería a mi hijo, decían que Abram o Yotún podían jugar en su puesto. Hubiera sido ingrato que estuviera todo el proceso y no fuera al Mundial. Cuando lo vi en la lista no pude aguantarlo, me dio pena no estar a su lado.

¿Nilson también es cien por ciento celeste como tú?

Él es nacido en Cristal, no es bamba. No fue fácil que mi hijo regrese al club, los hinchas preferían a Céspedes que era titular años y el camarín era de gente pesada que tenía años en el club, pero al final se impuso.

Nolson Loyola

¿Está para salir al extranjero otra vez?

Seguro que se va a mitad de año, yo sé lo que tengo de hijo. Puede encajar en Europa tranquilo. Es un lateral moderno, pisa área siempre. Si a veces no va es porque lo aguantan. Cuando pasa la media cancha no se pone nervioso.

¿Qué le pasó en Brasil?

Se lesionó y no jugó y también se demoró en sacar su permiso. Goias recién había subido y no sabían hacer los trámites. Para colmo llegó cuando estaba empezando la pretemporada por eso aguantó sólo seis meses. Va a tener su revancha y él sabe que para eso tiene que sacarse la m…. mostrarse en la Libertadores y en la selección.

¿Lo va a tener difícil con Trauco?

Hay que respetar la jerarquía, pero Nilson está para cuando le den la oportunidad. Se la merece más que nadie porque estuvo casi todo el proceso con el profe Gareca.

Comizzo dijo que Cristal no es grande, ¿qué le dirías?

Nos vamos por la estrella 21, dame siete años y los pasamos. Qué dirán cuando seamos el más ganador. Sin nosotros no hay campeonato, somos los que hacemos buenos los partidos porque en los clásicos ahora sólo se agarran a patadas, ya no es lo de antes.

Cuando jugabas, ¿Quién te ponía las mejores pelotas?

No quiero que nadie se resienta, jugué con varios número diez como Uribe, con el mismo ‘Loro’ Cueto cuando reforzó a Cristal en una Copa Marlboro, pero Pedro Ruiz, fue un fuera de serie. Te la ponía donde la daba la gana. Se ponía la mano en la cabeza y se tiraba el pelo para atrás y ya sabía que tenía que correr.

Pedro “Pedrito” Ruiz

¿Cómo fue tu debut?

A los 15 años contra el Aurich en el Nacional. Don Alberto Gallardo era el técnico, fue mi segundo padre, junto a Víctor Pasache y Fernando Mellán son los mejores que conocí.

Utra anécdota con un entrenador.

El ‘cabezón’ César Cubilla, era un loco cabulero y cargoso. Había un cuarto donde estaba el teléfono en la concentración y todo el que quería llamar tenía que ir ahí. En esa habitación dormía el ‘cabezón’ que siempre llevaba sus empanadas y las comía con su refresco tan. Un día a ‘Chalaca’ (César Gonzales) que era un desgraciado me dice quiero ‘cagarlo’ a este ‘cabezón’, vamos a orinar en la botella del profe nadie va a saber.

¿Y qué ocurrió?

Orinamos y nos fuimos. Nos hicimos los giles hasta que llegó el ‘cabezón’ a su cuarto, probó la bebida y gritó Alayo (que era el utilero) trae más azúcar para el tan que está salado. Nos cagamos de risa con ‘Chalaca’.

Otra de entrenadores

En Cusco salimos a dar una vuelta y Company iba adelante. Eran carnavales y una chica con un balde quiso mojar al profe y el loco se adelantó y le sacó una pistola. La chibola se puso a llorar. El profe era un personaje.

Por la selección no jugaste mucho, ¿qué paso?.

Jugué algunos partidos en juveniles y sub 23, también estuve en la Copa América del 85 en Argentina. Jugué ante Ecuador, luego eliminatorias no ‘chapé’ porque en esa época estaban los bravos.

¿Cómo te defines como puntero?

Yo era explosivo, no era tan dribleador, como Carrillo que es más pericotero. Antes se jugaba 4-3-3 y nosotros teníamos que centrar al nueve.

En tu época los defensas pegaban duro.

Habían unos asesinos. El pelado Quintana era abusivo, ‘Sérpico’ Rivas de Chalaco era otro. Arizaga también daba. el tío Augusto Prado los mandaba a ajustar a la gente. Eusebio Salazar metía unos puñetes, era sanguinario. ‘Panadero’ ahora tendría cadena perpetua.

¿Tan bravo era ‘Panadero’ (Rubén Díaz)?

Hasta en las prácticas te metía ‘taba’. Un día me ajustó y me arrimó contra los arbustos en La Florida. Me decía así aprendes, te voy a ablandar para que te rías de los maleros. ‘Chalaca’ y el ‘Cachorro’ Gardella eran otros sanguinarios. ‘Cachorro’ te mataba pero luego te decía disculpa sobrino,no creía en nadie , Rodolfo Quijaite y el Loco Carlos Carbonell eran otros abusivos.

Ruben Toribio “Panadero” Diaz

Un gusto César, gracias por la nota.

Gracias a ustedes por acordarse de mi, un abrazo grande y Fuerza Cristal toda la vida.