En defensa del hincha

Estamos en la final señores. Una nueva esperanza renace en los corazones del hincha cervecero. Una nueva definición se avecina, esta nos hace soñar con la gloria y pero no nos hace olvidar las malas experiencias que se han dado durante todo el año. Lo que debería ser el colofón de una buena campaña, no es más que el maquillaje a un sinfín de desaciertos.

No puede ser posible que con tanta experiencia en organización de encuentros deportivos. Los empleados del club aún no hayan aprendido nada. Se repiten los mismos errores de años anteriores:

El ingreso al estadio es un caos, habilitan una sola puerta generando un cuello de botella que deviene en colas interminables. ¿Por qué tanta necedad? Cuando el estadio tiene hasta 4 puertas de acceso a popular. Lo mismo sucede a la salida.

{youtube}61bzR9D2xBc{/youtube}

No existe nadie que se preocupe por darle preferencia de ingreso a personas que asisten con niños pequeños en brazos. ¿Dónde queda la Ley de atención preferencial?

– Como ha sucedido desde que el incapaz de Urresti ejerció el Ministerio del Interior, no hay nadie que se pronuncie para poner coto al abuso policial, quienes como vulgares ladrones despojan a los asistentes de cualquier objeto que en su poco entender generan violencia (correas, lentes oscuros, gorras, viseras. Te preguntamos hincha celeste, después de que te quitaron algo ¿lo encuentras a la salida? ¿Quiénes se llevarán todo eso? ¿De quién será ese negocio?.

Esta niña, ilusionada, pidió a su padre le compre una vincha del equipo, nos rompió el corazón verla llorando en la puerta cuando los policias la obligaron a quitársela. En qué país estamos señores?

El resultado. El mismo de todos los partidos importantes. Gente que paga su entrada y termina entrando al estadio acabando el primer tiempo, después de haber hecho colas de más de una hora expuestos al inclemente sol de estos tiempos veraniegos. Más de media popular sur no vio el gol de Lobatón. Y aún así. Como metió esa gente. Qué gusto ver una popular tan eufórica. tan determinante en una clasificación.

Señores dirigentes la gente puede ser muy hincha pero todo tiene un límite, como dice el dicho… bueno es culantro, pero no tanto.

En las finales esperamos que enmienden el rumbo y acerquen al Club más a su Pueblo, no solo bajando los exagerados precios, si no también, preocupándose que los hinchas sean tratados como se merecen. Por el lado empresarial como clientes y por el lado deportivo como fieles seguidores de nuestros colores y principal soporte de la grandeza del Club.

Vamos Cristal, el domingo 18 levantemos la copa número 18

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *