Editorial: Pase celeste¿para usarlo cuándo?

El año 2013 luego de haber conseguido el campeonato del año anterior se nos encandiló con el novedoso proyecto ideado por el club… El pase celeste, el cual nos daría la posibilidad de construir un estadio.

Recuerdo la ilusión inicial con la que muchos hinchas lo compraban… Era contribuir a la futura construcción de nuestra tan deseada casa… Muchos hermanos fundadores que viven en el extranjero mandaban comprar sus pases, no importándoles que de seguro nunca lo usarían. Era la satisfacción de colaborar con un granito de arena en la construcción de nuestro sueño… Nuestro hogar.

Este proyecto innovador en nuestro alicaído balompié… pagar por adelantado por toda una temporada en un país donde la gente debe sortear mil obstáculos para poder ingresar a los estadios parecía algo difícil de mantener, antes de esto ni las comadres, que gozan de todo el apoyo de la prensa, se habían animado siquiera a intentar algo parecido.

La verdad es que aunque nació de una mentira (la construcción del estadio), el pase celeste el primer año trajo interesantes beneficios para los que lo adquirieron. Sorteos de camisetas, invitaciones al club para ver los partidos de visita, acceso a los entrenamientos, ingreso preferencial al Gallardo, posibilidad de ingresar a algunos partidos con un invitado y hasta el sorteo de un auto 0 km. acompañaron al recién gestado proyecto.

Pero parece que con la salida del club del ideólogo de esta propuesta, esta quedó a la deriva y en franco debacle… Porque si bien es cierto el proyecto continuó y ya están ofreciendo el pase celeste 2017, a estas alturas este ya parece una gran estafa.

La gente que toma decisiones en el club (“confabulada” o “engañada” por un extranjero venido del sur, que no tiene la más mínima idea de lo que significa Sporting Cristal) parece que no entiende que los hinchas de a pie, esos a quienes deberían dirigir sus esfuerzos en motivarlos a asistir al estadio, trabajan de lunes a sábado y los domingos descansan y pueden salir a recrearse, que eso es el fútbol. Un espacio de recreación.

Cada hincha que pagó por toda la temporada adelantada 2016 debe estar esperando el momento de poder usar su pase, puesto que este año el club ha programado sus partidos de local cualquier día menos domingos. Solo 3 veces en el año se usó ese día. Con las comadres (y más por ellos que por nosotros) y una, si una sola vez más, que fue contra Ayacucho F.C.

Para los “trabajadores” del club el estadio es su centro de labores. Un lugar al que tienen que ir por obligación. Para los hinchas, es un lugar al que vamos por devoción, pero también el hincha necesita trabajar para conseguir recursos para vivir y entre otras cosas tener dinero para comprar el pase celeste.

Por lo visto hasta el día de hoy, las malas programaciones no cambiarán ni en lo que queda del año ni en el que viene. Entonces cuáles serán sus expectativas de venta para el 2017.

O sacan (el pase) a la venta, solo por cumplir???

¡Fuerza Cristal! te seguiremos… Por un campeonato más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *