Editorial: Eso no es Cristal

Luego del magro triunfo del domingo, muchos protestaron con esta frase por el pobre espectáculo futbolístico que brindó el equipo, once jugadores apáticos, desordenados, sin una idea consistente de juego, como queriendo aburrir al rival y ganarle más por sueño que por protagonismo y buen futbol, que siempre fueron ingredientes indispensables en el paladar del hincha cervecero a lo largo de su historia.

 

Pero si en lo futbolístico queda la impresión que eso que vimos no es Cristal, en lo dirigencial hoy lo volvieron a confirmar, que no solo hoy, ni ayer… si no hace mucho tiempo…eso no es Cristal…

Los precios que han puesto para el partido con el equipo que es casi nuestro enemigo, ese que nos llevó a una emboscada en el gallinero de Breña -a la que solo los valientes fueron, con un Extremo en formación, contra todo y contra todos- preparada por su obeso presidente, ese que azuzó el incendio el bus de los jugadores, ese… con el que seguro mas rivalidad tenemos.

Esos precios son claramente pensando más en la hinchada rival que en la propia, para que disfruten el efímero buen momento que pasa su inflado equipo.

Esos precios los ponen para luego, a fin de año, decir que hicieron bien su trabajo, que convocaron gente, para que al momento de rendir cuentas a backus se presenten y les digan que el negocio va viento en popa, que el hincha está satisfecho con el equipo y etc.,

La verdad es que esta paupérrima dirigencia ha creado un divorcio casi irreconciliable con la hinchada. porque no estamos satisfechos con las magras contrataciones… nos gustaria que Penny no esté en nuestro arco, nos molesta ver a Revoredo corriendo como pollo sin cabeza por la banda derecha…nos duele ver a un referente como Cazulo desperdiciado en un puesto que no siente, la hinchada en general pide paz en la tribuna y todos estamos dolidos con los pésimos resultados en la Copa Libertadores, por falta de criterio en la banca.

Esta dirigencia está acostumbrada a darle mazazos a la hinchada, como para que quede claro que ellos solo necesitan de los hinchas para recaudar. No dan la mínima señal de acercamiento o interés por el hincha celeste, por los momentos que vive, por los sentimientos que pueda tener.

Queda claro que a nuestros dirigentes solo les interesa tener los números en azul… sin arriesgar, sin crecer, sin fidelizar… lo único que necesitan es conservar sus trabajos porque seguro no saben hacer otra cosa que chupar de la mamadera de Backus.

Aun así contra estos lucradores del sentimiento… Lo nuestro es una enfermedad que no tiene cura e igual ¡Vamos al cemento!… a demostrarle a esas gay…inas que nuestra hinchada está presente contra todos… hasta contra los ¿nuestros?… la historia nos lo exige… el domingo pintemos el Nacional de Celeste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *