Detalles del protocolo de entrenamiento para el reinicio del torneo

La Federación Peruana de Fútbol y la Liga 1 tienen listo el protocolo de entrenamientos para el reinicio del torneo nacional y solo esperan la aprobación de las autoridades del Gobierno para ponerlo en marcha a partir del mes de junio. El objetivo es que los clubes inicien los trabajos en ese mes y en julio se dé inicio a la competencia.

La primera medida es hacer una prueba de diagnóstico molecular a jugadores y comando técnico en primer orden y luego a todos los involucrados en la competencia desde árbitros hasta comisarios. Las pruebas también podrían incluir a los familiares de los jugadores.

El protocolo para el reinicio de la Liga 1 contempla las medidas que deberán seguir los jugadores desde que salen de casa. Por ejemplo la indumentaria, agua, suplementos y elementos de aseo serán propios y personales. También se sugiere no usar aire acondicionado si usa transporte propio. Para quienes no tienen vehículo particular, el club deberá proveer transporte de ida y vuelta.

Llegada al entrenamiento y trabajos de campo

Se tomará la temperatura a cada jugador y se desinfectará el calzado. Si la temperatura es igual o mayor a 37.5° C, el jugador será evaluado por el médico del club. Está prohibido el uso de relojes, joyas, lentes de sol, billetera o cualquier elemento susceptible de contaminación.

Ninguna persona ajena al entrenamiento debe ingresar a la zona. El periodismo no tendrá acceso a jugadores ni comando técnico. El personal técnico, médico y auxiliar será el mínimo indispensable y llevará todo el tiempo mascarilla, guantes y careta de acrílico. Los trabajos de gimnasio en la medida de lo posible se realizarán al aire libre a una distancia de 3 o 4 metros.

Post entrenamiento y retorno a casa

Los jugadores entrarán al vestidor por grupos, respetando la distancia de dos metros, para cambiar la ropa de entrenamiento por ropa seca. Solo un jugador podrá estar en la sala de fisioterapia si requiere atención del mismo.

El personal de limpieza, debidamente protegido, deberá desinfectar las instalaciones dos veces al día, y constantemente las cerraduras, barandas, etc. Además, tendrá que abastecer de implementos de limpieza a los miembros de cada institución.