Cuestión de identidad

Luego de los interminables festejos del domingo, el lunes cuando todos nos encontrábamos aún con la resaca de la estrella 18 conseguida, nos cayó una noticia inesperada, la renuncia de Mariano Soso a su cargo en Sporting Cristal. Y no es que este entrenador haya sido la octava maravilla, ya que a la gran mayoría de celestes no les agradaba el juego que presentó el equipo este año.

Según van apareciendo las noticias y declaraciones un poco que se va aclarando el asunto, los dirigentes autodenominados los más serios del fútbol nacional, ya lo tenían cocinado, lo estuvieron aburriendo para favorecer a un entrenador amigo de ellos pero resistido por la hinchada. Está claro que de quien estamos hablando es la gayina Del Solar (compadre del Chino Benavides, Gerente General del Club).

Y no es que ese exiliado de Ate sea un buen o mal entrenador, acá es cuestión de IDENTIDAD y nuestra identidad está muy alejada de su Club de formación, donde la consigna que se inculta tanto a sus hinchas como a sus jugadores es: que tienen un rival clásico y un ENEMIGO (nosotros), cosa que estamos completamente seguros que lo trae bien metido en su ADN aunque de la boca para afuera y llenándose los bolsillos diga lo contrario.

A los dirigentes sobre todo a un tal » debacle» les encanta entrar en el «infighting» (pelea cuerpo a cuerpo) con la hinchada, seguro para demostrar su mal manejado poder. Ya desafió al pueblo celeste trayendo a este resistido entrenador hace una década, creando el 2005 un cortocircuito con la hinchada, que no quería que esa gayina entre a La Florida.

Ahora lo vuelve a traer, después de haber tenido el mérito de haber peleado la baja con la Universidad San Martin, habiendo muchos entrenadores que no causarían ningún tipo de rechazo, por el contrario ilusionarían a todo el pueblo celeste por su capacidad comprobada.

Que lejos queda la letra del rap Cristal del año 91 «…un premio al trabajo planificado por todos: dirigentes, cuerpo técnico, jugadores y la hinchada».

Ahora a la dirigencia le importa un rábano entrar en disputa con el pueblo celeste, la gente que seguirá al equipo durante todo el año y que seguramente demostrará su rechazo desde el primer día.

La dirigencia vive y actúa de espaldas a la hinchada, sin darse cuenta que si Cristal es un grande, no lo es por ellos… lo es, por su pueblo que ya manifestó su rechazo a la llegada de Del Solar (ver resultado de la encuesta).

¡Fuerza Cristal! el 2017 seguiremos a tu lado, como todos los años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *