Avila: “Yo llego para pelear por un puesto”

En diálogo con la Sobremesa de Radio Ovación, el delantero Irven Ávila dijo que trabajará muy fuerte en Sporting Cristal para darle ese dolor de cabeza al técnico Roberto Mosquera al que considera como su padre en el fútbol.

“Estoy muy contento y tranquilo por mi llegada a Cristal. Fue un año difícil para todos y ahora queda disfrutar unos días con la familia en Huánuco para volver con fuerzas a la pretemporada”, dijo Ávila en Radio Ovación.

Luego, el delantero nacional contó detalles de cómo se dio su vuelta a La Florida. “Un integrante del comando técnico de Cristal me llamó y me preguntó si tenía ganas de volver, le dije que sí y quedaron en comunicarse con los directivos del club para que a su vez conversen con la gente de Melgar.

Aprovecho la oportunidad para agradecer a Jader y Vivanco porque hicieron posible mi llegada a Melgar, en donde la pasé muy bien. Ahora me toca aprovechar esta nueva oportunidad que me da Roberto (Mosquera)”.

Sobre la competencia dura que tendrá para ser titular, Ávila comentó que “soy consciente que la pelea será muy fuerte en Cristal. Yo llego para pelear por un puesto y solo me queda trabajar muy duro para darle ese dolor de cabeza al técnico”.

Sobre la buena relación que existe con el entrenador, el atacante nacional señaló que “Roberto es como mi papá en el fútbol porque, cuando me llamó para ir a Huancayo, él me marcó el camino correcto si quería alcanzar mis sueños.

Y, en el tema deportivo, siempre me decía ‘si vas a jugar de extremo, aprovecha la línea a tu favor, que conmigo mínimo harás 10 goles’. Yo realmente estoy muy feliz que Roberto me vuelva a dirigir”.

Finalmente, sobre la participación de Cristal en Copa Libertadores, el ‘Cholito’ comentó que “somos conscientes que hace tiempo no pasamos la primera fase, porque estamos trataremos de prepararnos bien para romper esa mala racha. Esa es una tarea pendiente dentro del club. ¿Si pienso en volver a la Selección? En estos momentos solo quiero consolidarme en Cristal para que la convocatoria caiga por su propio peso”.