Anteriores suspensiones del torneo peruano en la historia

La incertidumbre ronda el fútbol peruano. La paralización de la Liga 1, con solo 6 fechas jugadas, ha abierto la puerta a una serie de posibilidades para que el torneo no se vea afectado. Cancelar la Copa Bicentenario y aprovechar las fechas de la Copa América y Eliminatorias son opciones que se barajan para recuperar el tiempo perdido. Sin embargo, todo esto está supeditado a que el fútbol vuelva en los próximos meses. Pero, ¿y si no sucede así?

Si bien es cierto que no hay antecedentes pandémicos y existen varios años en que no se desarrolló el campeonato (en la era amateur), sí hay casos en que el torneo tuvo que ver interrumpido y las autoridades sortearon opciones para finalizar el certamen coronando a un campeón. En concreto son 4 casos los que saltan a la vista al revisar los anales del balompié nacional.

En los años 20
Fueron cuatro años consecutivos, de 1922 a 1925, en los que el campeonato no se llevó a cabo por desacuerdos administrativos en la “Liga Peruana de Foot Ball”. Tuvo que llegar la FPF para organizar la liga añadiendo equipos del Callao (en esa época solo participaban clubes de Lima); sin embargo, las primeras dos experiencias fueron desprolijas.

En 1926, el torneo terminó con varios partidos sin disputarse. El campeón fue el desaparecido Sport Progreso, mientras que Jorge Chavéz, Teniente Ruiz, Deportivo Nacional, Jorge Washington y Sport José Gálvez descendieron al desertar a mitad de temporada.

Para 1927, el torneo quedó con solo 8 equipos. Nuevamente se repitió la misma tónica, suspendiéndose el campeonato después de solo 3 fechas de las 7 programadas (Association Alianza fue el único equipo que jugó 4 encuentros). Alianza Lima fue declarado campeón con solo 6 puntos, pero esta vez no hubo descenso.

El antecedente más reciente
La última vez que el torneo peruano se paralizó fue en noviembre del año 2003. Hartos de malos manejos dirigenciales, incumplimientos de contratos y maltratos, los jugadores afiliados a la Agremiación de Futbolistas (Safap) hicieron una huelga que dejó al país sin fútbol hasta fin de año.

Dos fechas se jugaron con juveniles, hasta que la FPF dio por concluido el campeonato, anulando aquellas dos jornadas. Una vez resueltos los pedidos de los jugadores, recién en enero del 2014 se decidió definir el título con una final entre Sporting Cristal, campeón del Apertura, y Alianza Lima, que iba primero en el Clausura. Finalmente fueron los de la victoria quienes se quedaron con el triunfo.

Uno de los grandes retos en la vida es aprender del pasado, seguramente nada nos podría haber preparado para una pandemia, pero precedentes de un torneo interrumpido hay. Solo queda esperar que el balón en algún momento vuelva a rodar y que nuestros dirigentes sepan preparar la cancha de la mejor manera posible para que ese esférico encuentre destino de gol.