Annor Aziz

Joseph Annor Aziz (Accra, Ghana, 7 de enero de 1974) llegó al Rímac a mediados de 1997 para reforzar a Sporting Cristal, que se encontraba disputando las fases finales de la Copa Libertadores de ese año. Su llegada al equipo se vio bastante influenciada por su compatriota y por esos días figura indiscutible en el elenco bajopontino: Prince Amoako.

Aziz tuvo un fugaz periplo por la institución cervecera, que culminó en 1998. En este lapso se vio opacado por otros jales extranjeros y figuras del medio local, aunque dejó cifras aceptables: en 12 partidos jugados marcó 5 goles -sólo en cinco de ellos fue titular-. Aun así, el ghanés tuvo que retirarse del club por las obvias faltas de oportunidades.

Los previos
El africano debutó en el Accra Hearts of Oak SC de su país natal a los 16 años. Luego, en la temporada 1995-1996, pasó a las filas del Legia Varsovia, donde jugó tres partidos sin anotar goles. En la misma campaña pasó al Lechia Gdansk, jugando 45 minutos de apenas dos encuentros (ante LKS Lodz, como titular, y ante Gornik Zabrze, entrando en el segundo tiempo) sin anotar en ninguno de ellos.

Tras años de incertidumbre, tuvo más chances de jugar en el Polonia Varsovia para la temporada 1996-1997, anotando su única diana ante Odra Wordzislaw en la primera fecha de la Ekstraklasa (máxima división polaca). De los 17 partidos que jugó, sólo en dos alineó en el once titular; además, en ninguno pudo completar los noventa minutos, algo que se hizo normal a lo largo de su carrera.

¿Estrella Negra?
Annor Aziz había declarado que conocía a Prince Amoako porque compartieron equipo en Dawu Youngstars, perteneciente a la liga ghanesa, así como en la selección juvenil, incluso participando de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Sin embargo, no se encuentra algún registro de su participación en torneos oficiales con las ‘Estrellas Negras’.

En una entrevista que concedió en 1997 para la revista Once, se le preguntó al africano si es que hizo algún gol en la mencionada Olimpiada, a lo que él contestó que, efectivamente, hizo uno, pero no recordaba a que selección se la convirtió; además, afirmó que jugó en todos los partidos de la competición. Una perlita, pues, del delantero ghanés, ya que nunca figuró en la nómina de aquel equipo que cayó eliminado en Cuartos de Final de Atlanta ’96 ante Brasil.

No basta con una mano
Con Sergio Markarián, Aziz debutó en la primera fecha del Clausura ’97 con la camiseta ‘17’, reemplazando a Julinho ante La Loretana en el San Martín.

Aquel partido culminó con un cómodo 4-1 a favor de los dirigidos por el ‘Mago’, quien tuvo que ver el partido desde la tribuna por estar suspendido.

Luego, su debut con las redes llegó raudamente: ocurrió en la segunda fecha, ante Deportivo Municipal en el coloso rimense. En esa oportunidad marcó el segundo gol de su equipo -de cabeza- a los 73′, vulnerando la valla de Miguel Miranda cuando el juego se encontraba 1-1. En este partido, que acabó con victoria celeste por 3-2, reemplazó a Alfredo Carmona en la segunda etapa.

Posteriormente, Annor Aziz sorprendió anotando en fechas siguientes: ante Alianza Atlético en Piura (2-2) por la fecha 3, en su primer partido como titular con Luis Alberto Bonnet como compañero de ataque. Mientras que, en la fecha 6, anotó el empate momentáneo a los 51’ ante José Gálvez. Luego fue expulsado por el réferi José ‘Tarjetita’ Arana y Cristal ganó el encuentro por 1-2.

El inicio del fin
Pasó casi un mes para que el ghanés anote nuevamente. Su cuarto gol fue de cabeza y el tercero de la tarde para los bajopontinos ante Deportivo Pesquero en el San Martín, un domingo 28 de setiembre por la fecha 9, partido que acabó 3-1.

Luego, tras la salida de Sergio Markarián y la llegada de Miguel Ángel Arrué, el chileno no le dio muchas chances al delantero africano y este cerró el año jugando su último partido en la Liguilla Pre-Libertadores, anotando el tercer tanto ante Deportivo Municipal en la goleada por 3-0, cotejo que coincidió con el día del aniversario del club (13 de diciembre) Ese fue su último gol con casaquilla celeste.

En 1998 logró mantenerse en La Florida a pesar de las contrataciones foráneas hechas por la institución en el verano, principalmente por la llegada de los brasileños Nilson Esidio y Rosinaldo Lopes. Por ello, Arrué no lo tomó en cuenta hasta que tuvo que usar un equipo totalmente alterno por la participación en la Libertadores de Sporting Cristal.

Cuando el técnico chileno fue cesado de su cargo, llegó Luis ‘Chiqui’ García a tomar el timón del equipo cervecero. Igualmente, Aziz no tuvo oportunidades con el técnico colombiano.

En ese año, jugó apenas cinco partidos entre el Apertura y la fecha 2 del Clausura. Alternó como titular ante Lawn Tennis en la fecha 5, ingresando por Julinho ante Alianza Lima en la fecha 6, por Rosinaldo en la fecha 9 contra Unión Minas, y en la fecha 13 nuevamente por Julinho ante Deportivo Pesquero.

Su último encuentro con la camiseta de Cristal fue, como ya se mencionó, en la fecha 2 del Clausura. Un domingo 26 de julio en el San Martín, Cristal cayó por 0-1 ante Deportivo Pesquero con gol de Andrés ‘Balán’ Gonzales, perdiendo el invicto como local luego de casi tres años después de la reinauguración del estadio.

En este partido, Aziz ingresó con la camiseta ‘18’ sustituyendo a Germán Carty a los 63’. Además, tuvo la oportunidad de salvar la imbatibilidad celeste en este estadio cuando en el último minuto tomó un rebote luego de que el paraguayo Nelson Bernal le atajara un penal a Nilson Esidio y, posteriormente, le quitara el balón con los pies al ghanés. De ahí en más, nunca se supo nada en Perú de Joseph Annor Aziz.

Último paradero
Después de su paso por Perú, Aziz llegó al Stuttgarter Kickers de la Segunda División alemana sin mucho éxito. En la siguiente temporada (1999-2000) pasó al FC Augsburg de la tercera división teutona, quedando en la octava posición de la Liga Regional del Sur, campeonato en el que se mantuvo en las temporadas 2000-2001 y 2001-2002 con el Eintracht Trier, hasta ascender con el mismo equipo a la Bundesliga 2, donde se mantuvo durante dos temporadas más hasta concluir en este club con su carrera profesional en 2004. Luego jugó en un club amateur de Holanda, SC Oranje Arnhem, dando fin a su actividad futbolística en 2007.

Así como debutó en el Hearts of Oak SC de su país, puso fin a su carrera en un club que tenía inmiscuido dentro de su nombre el ‘SC’, siglas que se relacionan, indefectiblemente, con un equipo bajopontino en el que, más que dejar una huella, quedó en deuda eterna.