Análisis de los últimos partidos

El último partido de Cristal deja dos caras: una sonriente por la garra que le puso el equipo en el final del partido para voltearle a Cienciano del Cusco y otra de angustia porque el conjunto dirigido por Mosquera nuevamente arrancó perdiendo en la presente edición de la Liga 1.

Sporting Cristal ha sabido reponerse de los momentos en los que todo parecía complicado. El plantel ha dado una cátedra de voltear encuentros en los últimos duelos del campeonato y ha demostrado la entereza de la que están hechos los celestes.

En los últimos ocho partidos, Sporting Cristal arrancó perdiendo seis, de los cuales tres de ellos terminaron en un triunfo (Deportivo Llacuabamba, Ayacucho y Cienciano), dos en empate (Municipal y Mannucci) y una en derrota (Atlético Grau) sobre el final.

Es decir, el cuadro de La Florida terminó rescatando 11 puntos de 18 posibles cuando estuvo abajo en el marcador.

Sin embargo, si bien la constante es que el equipo ha sabido anteponerse a la situación en la que se han encontrado, a Mosquera también le queda la tarea de resolver porque se arranca de manera tibia en los primeros minutos, porque ya es un patrón del juego.

En entrevista posterior a la última victoria frente a Cienciano, Mosquera se refirió a la charla que tuvo con sus dirigidos en el medio tiempo, de tal forma que salieran motivados, para sacar los tres puntos y no perderle el paso a Universitario de Deportes de Ángel Comizzo.

“Desde el vestuario sabía que iban a jugar con 9 atrás, metidos atrás y con Curiel y García. Yo siempre he respetado cómo juega cada uno, nunca crítico, sabíamos a lo que nos enfrentábamos, había que tener paciencia y la tuvimos.

El error de nosotros fue no dejar a más gente en el contragolpe de ellos. Lo que hablamos es para el interior, pero reafirmamos en la idea de jugar al fútbol, tener el buen toque siempre y no nos apuramos”, indicó el técnico.

El próximo reto de Sporting Cristal será ante Carlos Stein. La fecha, hora y el estadio donde se llevará a cabo el enfrentamiento aún está por confirmar.

Sin embargo, hay un tema claro: desde el próximo partido el equipo debe arrancar con esa misma intensidad en los primeros minutos, tal como lo hace en los segundos tiempos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *