Alberto del Solar, un caballero (QEPD)

Uno de los jugadores más emblemáticos en los albores de Sporting Cristal fue Alberto del Solar, leyenda viva de la historia celeste que ganó dos títulos e, incluso, llegó a ser dirigente del club.

Los ojos de Alberto del Solar Prado (Lima, 1930) tienen el privilegio de pocos: fueron testigos de la transición del añejo Sporting Tabaco en el ícono de la modernidad futbolística de los cincuenta, Sporting Cristal (también llamado «Sporting Cristal Backus»), a fines de 1955.

El suspenso de la transición

Equipo del Sporting Tabaco en sus últimos años de vida como tal, con Alberto del Solar arriba, de pie entre Cavero y Arizaga (Recorte: revista Ovación)Del Solar, recio defensa de los años cincuenta, llevaba ya algunos años en Sporting Tabaco; estaba tan identificado con el club, que incluso trabajaba en el Estanco de Tabaco. La fusión del club con la cervecería se concretó en diciembre de 1955 y los proyectos se sucedieron en las semanas siguientes. «Sporting Cristal Backus», como lo bautizó la prensa, dio un golpe clave contratando a un entrenador de enorme prestigio: el chileno Luis Tirado, ex seleccionador de su país.

La incertidumbre se apoderó de los jugadores de Tabaco, quienes no sabían si continuarían en el club o si la transición implicaba un borrón y cuenta nueva. Del Solar estaba entre ellos. Así, con la duda a las espaldas, viajó entre febrero y marzo de 1956 a México para disputar, con la selección peruana, los Juegos Panamericanos. Del Solar fue titular de la zaga junto a Guillermo Delgado en los dos últimos encuentros: empate 2-2 contra Chile y derrota 4-2 ante Costa Rica.

Le puso la firma

Aquí aparece Del Solar atento detrás de la jugada ante cualquier problema que pudiera surgir en la maniobra de Rafael AscaPor esas fechas (marzo de 1956), uno a uno comenzaron a ser citados los jugadores del Tabaco a las oficinas del nuevo club: a uno les comunicaban su salida, otros eran invitados a renovar. En la reunión había caras nuevas y caras viejas; Blas Laredo, ex presidente de Tabaco y primero en la historia de Cristal, bromeó con él: «Espero que no se te hayan subido los humos por tu convocatoria -a la selección- y nos pidas una millonada». Aliviado al saber que se quedaría, Del Solar distinguió, entre las caras nuevas, la de un «señor gordito»:

«Recuerdo -declaró Del Solar en el libro por los 50 años del club- que, a raíz de la fusión del Tabaco con el Sporting Cristal, un señor gordito me llamó a su oficina. Como yo había trabajado antes en el Estanco de Tabaco, me ofreció también trabajar en la Backus. Ese señor gordito (después lo supe) era don Ricardo Bentín».

Rafael Asca, Adolfo Donayre, Vicente Villanueva, el goleador Faustino Delgado y el capitán Alfredo Cavero fueron otros que, como Del Solar, revalidaron contratos y vistieron la nueva celeste.

Los primeros 90

El recién creado Sporting Cristal y el que fue su primer once en un campeonato peruano, con Del Solar al medio entre los hincadosDel Solar tuvo otro privilegio: jugó los noventa minutos del primer encuentro de Sporting Cristal que registra la historia. Fue el 25 de mayo de 1956; fue un choque de práctica contra Sport Boys en el Telmo Carbajo y los bajopontinos vencieron 1-2. Del Solar formó la línea de tres en defensa junto a quienes serían sus compañeros de zaga en aquella campaña: Alfredo Cavero (el más experimentado) y Adolfo Donayre (el más joven).

Cristal rompió el mercado con grandes incorporaciones: del universo nacional, su gran jale fue Máximo ‘Vides’ Mosquera. Luego, llegó la legión uruguaya que comandó el notable Antonio Sacco, al que acompañaron Carlos Zunino, Dardo Acuña y Raúl ‘Tachero’ Martínez.

Alberto del Solar como capitán del equipo del Rímac (Foto: libro ‘Club Sporting Cristal: 50 años de historia celeste’)El 7 de diciembre de 1956, Cristal goleó 4-0 a Carlos Concha del Callao y fue campeón un día después, cuando una goleada de Sport Boys sobre Alianza Lima (también por 4-0) le cerró las chances matemáticas a los blanquiazules de forzar un desempate.

«Jamás voy a olvidar el campeonato de 1956. Al primer intento se pudo lograr lo que el viejo Tabaco no había alcanzado en 30 años. Yo creo que es una de las mayores alegrías que ha tenido el barrio del Rímac en su historia», sostuvo Del Solar.

El segundo título

Del Solar permaneció en Cristal los años siguientes. Cuando su compañero de zaga, Cavero, dejó el club, heredó la capitanía y compartió roles con un defensa uruguayo, Raúl Pini. «Un crack», según lo definió Del Solar.

El segundo título cervecero tuvo que esperar cinco años. En 1961, tras vencer en una final por 2-0 a Alianza, Cristal logró su segundo campeonato y Del Solar dio la vuelta. También anunció su retiro, que se concretó al año siguiente. Un aún bisoño Orlando ‘Chito’ De La Torre fue quien le tomó la posta en el liderazgo de la retaguardia celeste.

Del Solar nunca perdió vínculos con el club. No solo porque, como ya se dijo, trabajó en la cervecería; sobre todo, porque integró diversas directivas de la institución, sobre todo en los setenta y los ochenta.

En tiempos recientes, ha recibido varios homenajes del club y de asociaciones de hinchas de Cristal, en los que suele participar, mostrando su caballerosidad y cortesía, además de un impecable estado físico. Como el que mostraba en las canchas.

(Fuente: dechalaca.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *