Debut de Luis Alberto Bonnet en Sporting Cristal

A media temporada de 1996, Sporting Cristal dirigido por el brasileño José Luis Carbone contaba con Ricardo Zegarra y Jorge Lazo para cubrir el puesto de centrodelantero, ambos no parecían cumplir con las expectativas del DT, más aún luego de perder 1-2 con Universitario y empatar sin goles ante Alianza Lima en el cierre de la primera rueda del Descentralizado.

En la idea de reforzar esa zona del campo fue que llegó a Lima el argentino Luis Alberto Bonnet, quien había militado en Atlanta y logrado el ascenso al Nacional B en la temporada 1994/95. Su arribo se dio durante la tercera semana de julio y su primer entrenamiento lo cumplió -literalmente- apenas se bajó del avión, aunque tuvo que esperar un poco más para debutar.

Esa fecha fue el día 25 del mismo mes, jornada en la que Cristal recibió a Unión Minas en el estadio San Martín de Porres, donde alineó formando pareja de ataque con Julinho. El encuentro, que se suponía de fácil trámite para los del Rímac, resultó complicado por la tenaz resistencia del cuadro de Cerro de Pasco al agrupar muchos jugadores sobre su campo; además, el once celeste sufrió dos cambios con 11 minutos en juego al salir por lesión Marcelo Asteggiano y Álex Magallanes, siendo reemplazados por Diego Rebagliati y Julio Rivera.

Esas situaciones terminaron siendo casi una mera anécdota para el local, pues cuando encontró el camino del primer gol, resolvió sin mayor apuro el resultado. Ese momento llegó a los 25 minutos, cuando Roberto Palacios combinó con Bonnet y venció con un zurdazo al golero Dionisio Gil. Pasaron diez minutos y llegó el segundo rimense: un centro de Nolberto Solano lo bajó Jorge Soto de cabeza, dejando así solo al punta argentino que con remate cruzado abrió su cuenta personal en el fútbol peruano.

La primera etapa culminó con una nueva asistencia del nuevo refuerzo, quien por derecha cedió el balón hacia Julio Rivera para que éste bata por tercera vez el pórtico de la visita. En el complemento la distancia entre uno y otro equipo aumentó, pues el ‘Chorri’ Palacios, Rebagliati, Germán Pinillos y Julinho elevaron el marcador a un 7-1 que se completó con el descuento de Johan Fano.

Más allá de la goleada, en Cristal quedaron satisfechos esa tarde con el rendimiento de Bonnet, pues en un solo partido demostró que al fin habían encontrado el delantero que necesitaban. Luego, pese a que tuvo competencia por el puesto pues al mismo tiempo también contrataron al brasileño Gerson Lente, el final de la campaña encontró al argentino como campeón y con una confianza renovada de cara al futuro, ese que llenó de goles en la historia celeste.

Roberto Gando | @Roberto_Gando

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *