Sporting Cristal no clasificó en la Copa Sudamericana pero se llevó los aplausos del Perú entero. Pero lo mostrado solo debe tener un final: el título nacional.

 A este Sporting Cristal no le pidan, exíjanle más de lo mostrado

El efecto Mundial ha hecho que el hincha peruano haya dejado de ser conformista para comenzar a exigir: juego, personalidad, goles y sobre todo, resultados. Esto último es lo que le faltó a Sporting Cristal para tener una presentación perfecta en su primera participación en la Copa Sudamericana ante, nada menos, que el último finalista de la Copa Libertadores, Lanús de Argentina.

De la mano de Mario Salas, los rimenses se han ganado, en solo dos partidos, el respeto y la admiración de sus hinchas y la de los hinchas rivales. Porque han mostrado eso que todo el pueblo anhela ver: juego, personalidad, goles, que juntos dan un resultado final que no tiene que ser otro que ganar el título nacional.

Sporting Cristal venció 2-1 a Lanús pero no alcanzó y quedó fuera de la Copa Sudamericana

Porque tras la eliminación de la Copa Sudamericana, ser campeón del Descentralizado 2018 se ha convertido en una obligación. Una que sí merece la pena la exigencia de sus hinchas y de los que no son. Porque ya es tiempo de cambiar el 'jugaron como nunca y perdieron como siempre'.

Porque este Sporting Cristal juega, juega bien, disfruta y deleita. Con individualidades y en lo colectivo. Porque a Johan Madrid, a pesar de sus 20 años, no le quema la pelota ni le falta personalidad para ir y venir cuantas veces quiera. Porque Gabriel Costa lo respalda a la perfección y se complementa con un Josepmir Ballón que, si hubiese querido, sería fijo en el once de Gareca en el Mundial. Por izquierda es lo mismo con Céspedes y la frescura que le da Fernando Pacheco.

Y arriba ni que decir de Emanuel Herrera, ese goleador que tanto pedían y que está pagando con creces. ¡10 goles en 6 partidos! Sí, en todos los que jugó. Que alguien me diga quién ha sido capaz de hacer eso en el fútbol peruano e internacional. Y con esos argumentos ofensivos, este Sporting Cristal tiene todo opara ser la máquina demoledora de antaño. 'La Máquina Celeste'.

Pero la exigencia tiene que ser atrás, en defensa y en el arco. Porque tienen que ser complemento de ese equipazo dinámico, veloz, conchudo y pícaro que hay en ataque. Porque Omar Merlo tiene que darle esa cuota de jerarquía y concentración que no puede faltarle a un equipo que quiere ser campeón. Porque Revoredo tiene que dejar de ser el 'regular para arriba' para ser el destacado o la figura del partido, parafaraseando al finado Daniel Peredo, y ganarse el respeto del hincha otra vez.

Entonces es ahora que los hinchas rimenses tienen que exigir. Exigir y apoyar. Llenar tribunas y empezar a jugar ese partido rumbo al campeonato. Porque sería muy poco premio una clasificación internacional. Tiene que haber título. Y lo digo con los sentidos bien puestos basándome en un fútbol atildado que nadie ha mostrado en el Perú y que deleita hasta a un no hincha celeste como yo. Porque al que juega mejor le tiene que ir mejor que a cualquiera. Siempre.

@ihuerta29