Un empate con aire.Un empate con aire.

 

No ha sido mal resultado el conseguido ayer en el partido de ida de la final del Torneo de Verano. Sporting Cristal empató y tiene todo para definir el título de este torneo en el partido de este sábado en el Estadio Nacional. Y visto el desarrollo del partido, en el que Sport Huancayo llevó las riendas del juego durante gran parte del mismo, el resultado se aquilata aún más. Cristal anotó en el primer tiempo, capitalizando una buena jugada en ataque en la que participaron los tres delanteros. Subió Flavio Gómez por izquierda y cedió con criterio a Emanuel Herrera. Herrera es goleador pero no es orgulloso y cedió a Gabriel Costa mejor ubicado. Costa marró el primer remate pero concretó el segundo, el más difícil. Buen gol para el grito de la numerosa hinchada cervecera que se juntó en La Incontrastable y para la euforia del banco cervecero. Pero, si nos quedamos con la imagen del gol, nos engañaríamos. Por lo pronto, apenas después del gol, sufrimos dos jugadas angustiantes. La primera en un remate que el local estrella en el parante y luego un gol anulado por off-side pero que bien nos puso los pelos de punta.

En el segundo tiempo, Cristal quiso manejar el balón. Con buen criterio en el mediocampo, avanzó e insinuó pero este segundo aire duró poco. Cedimos terreno al rival y empezamos a sufrir. Marcio Valverde nos tuvo a mal traer y con su ingreso se generaron las mas claras de Sport Huancayo. Un remate al travesaño y otro en el que casi sorprende a Patricio Álvarez tuvieron su sello. Huancayo nos arrinconó y así – balón al codo de Omar Merlo – lograron el penal. Lo siguiente fue apostar al contragolpe. La altura y el trajín hicieron lo suyo en los jugadores de Cristal. Había que esperar y defender. El ingreso de Carlos Lobatón – que pudo haberse dado unos minutos antes – oxigenó algo y si Fernando Pacheco hubiera cedido a Costa esa pelota que terminó rematando cruzado para la atajada de Joel Pinto, la estrategia nos habría resultado.

Una imagen distinta es la que mostró Cristal en Huancayo. Al equipo que no deja de ir, imagen a la que nos está acostumbrando el Comandante Mario Salas (que fue expulsado en el segundo tiempo), ayer se le vio esperar y defender. Funcionó pero no agradó. En todo caso, las llaves de ida y vuelta no sólo requieren de goles sino también de estrategia. Ahora, en el Nacional, se espera que Cristal muestre el fútbol que supo dar en las fechas anteriores. Se espera un rendimiento mayor y se espera una alegría pero se haría mal si nos sentimos fijos. La otra gran lección que tuvimos ayer es que Sport Huancayo no es un equipo que llegó a la final por casualidad, que es duro y que tiene lo suyo. Sería irresponsable pensar que van a venir a Lima a dejarse hacer. Con trabajo, sin soberbia y con fútbol, Cristal puede tener el primer título del año. Hay que jugarlo, hay que alentarlo.

Por: Chalo
Director de www.elcristalconquetemiro.pe